¡Cuidado! Si tienes alguno de estos síntomas puedes padecer estrés crónico

Desafortunadamente los achaques no discriminan contra ningún grupo. Esos dolores y molestias que padecemos con frecuencia--cuyas causas ningún médico ha podido detectar—podrían ser síntomas de estrés crónico.

Los síntomas de estrés crónico muchas veces pasan desapercibidos. Le achacamos los achaques a otras causas y tratamos de eliminarlos con medicamentos y remedios que no nos funcionan.

He aquí algunos de los achaques más comunes que realmente son sintomas de estrés crónico.

Advertisement

Catarros recurrentes: Es posible que la mayoría de nosotras hayamos padecido de este síntoma. Los catarros frecuentes son síntomas bien comunes del estrés crónico. De acuerdo a diversos estudios, el estrés debilita el sistema inmunológico. Cuando estamos estresadas nos hacemos más propensas a los virus.

Tensión muscular: Ese dolor de espalda que tanto te agobia podría ser síntoma de estrés crónico. La tensión muscular que se acumula es uno de los síntomas de estrés crónico más obvio. Sin embargo, a manudo ignoramos esta tensión. La tensión muscular a causa del estrés constante se puede convertir en espasmos musculares y calambres que no se curan fácilmente. Lo digo por experiencia.

Hace unos años el nivel de estrés en mi vida me causó espamos musculares en todo el cuerpo. Eran tan intensos que a veces no podia sentir mis piernas. Acudí al médico asustada y me hicieron mil pruebas, y todas las pruebas decían que yo estaba súper saludable. Al final me di cuenta que era un síntoma directo del estrés y usé terapias alternativas para curarme. Pero el proceso de curación me tomó meses.

Dolores estomacales: Tengo una amiga que padeció de dolores estomacales durante años. Ningún médico ni ninguna prueba médica podia detectar la causa de su problema. Al final, después de acudir a muchísimos médicos, tuvo que aceptar que sus dolores estomacales eran síntomas del estrés.

Se enfocó en cambiar las situaciones en su vida que la causaban esa ansiedad extrema y al tiempo los dolores estomacales desaparecieron. Obviamente no siempre los dolores estomacales son síntoma de estrés, pero es una posible causa que no se debe descartar.

Problemas dentales: ¿Sientes un dolor intenso en las encías. los dientes y la mandíbula al despertar?. Muchas personas que padecen de estrés crónico tienen la tendencia de apretar los dientes y la mandíbula  durante las horas de sueño. Algunas personas padecen de esta tensión en la boca aun cuando están despiertas.

A largo plazo, este hábito  de tensión puede afectar la dentadura hasta el punto de romper los dientes. Un dentista puede detectar este problema y recomendar el uso de un aparato para evitar que aprietes los dientes y la mandíbula al dormir.

Perder el cabello o echar canas: ¿Te has dado cuenta cuántas canas echan los presidentes estadounidenses después que empiezan a gobernar? Estoy convencida que la causa de esas canas es el estrés crónico que causa el trabajo de un gobernante.

Pero las canas no son el único síntoma del estrés crónico que se refleja en la cabellera. El estrés crónico también puede resultar en calvicie. De acuerdo a la Mayo Clinic, los glóbulos blancos atacan el folículo capilar cuando estamos bajo estrés. Esto puede ocasionar la caída del cabello o detener el crecimiento del cabello.

Image via Thinkstock

Topics: estrés  gripe