6 trucos para hacer que cada día sea el mejor de tu vida

¿Te has dado cuenta que cuando comienzas tu dia de una manera relajada puedes enfrentar los retos del resto del día con más tranquilidad? Comenzar el día practicando relajación es excelente para reducir el estrés en el diario vivir. Nos sólo nos ayuda a evitar el estrés típico de las mañanas ocupadas. También nos ayuda a sintonizarnos con la armonía para que tengamos menos estrés durante el resto del día.

Aquí comparto algunas de las maneras sencillas de empezar el día practicando una relajación que me funcionan a mí. Espero que te sirvan a ti también.

Advertisement

Escucha música que calme tu mente: La música clásica o la música de meditación aporta montones de beneficios a tu bienestar, y uno de ellos es la relajación. En vez de escuchar las noticias o encender el televisor, pon música mientras te praparas para comenzar tu día.

Haz una oración de gratitud: Antes de empezar a hacer tus tareas matutinas, haz una oración de gratitud. Cierra los ojos, respira profundamente y dale las gracias a Dios o a la fuerza superior en la que tú crees por haberte dado un día más de vida.

Abraza a tus seres queridos y diles cuánto los quieres: Si te enfocas solamente en preparar a tus niños para ir la escuela y darles su desayuno de prisa sin disfrutar del momento presente, estarás alimentando el estrés. Goza de la presencia de cada uno de tus seres queridos, aunque estés en medio de todos los preparativos matutinos. Un abrazo con un "te quiero" puede hacer una gran diferencia para todos.

Date tiempo para disfrutar del desayuno con calma: El desayuno es la primera comida del día y como tal merece su atención. No salgas corriendo de tu casa a tomarte un café de prisa. Prepara tu desayuno y siéntate a la mesa a comerlo, aunque sea un desayuno sencillo. Saborea el cafecito o el té con todos tus sentidos.

Date una ducha que relaje tus músculos: Usa un gel aromático o exfoliantes y date una ducha con agua tibia. Los productos hechos a base de jengibre, frutos cítricos, lavanda, romero y menta son excelentes para despertar los músculos y empezar el día con energía.

Sal a caminar por gusto antes de ir al trabajo: Sal a pasear a un parque o jardín de tu vecindario antes de comenzar tu día de trabajo, si es posible. O simplemente sal a caminar al patio o por las calles de tu vecindario.

Imagen vía Thinkstock