A partir de la semana que viene comienza la temporada de la gordura. Hasta el año pasado, la temporada entre Thanksgiving y el Día de Reyes me dejaba con varias libras de más, mucha frustración y aún más remordimiento.

La cena tradicional del Día de Acción de Gracias es una de mis favoritas, así que pasaba el día sufriendo porque no iba a poder disfrutarla como se debe por mi eterna dieta. Obviamente no lograba resistirme y después me daba por vencida hasta enero.

1- Olvídate de la dieta cuando vayas a una fiesta o una comida. Lo importante es que controles el tamaño de las porciones, no lo que comes. Se puede disfrutar un poquito de todo.

2.-  Entiende que vas a ingerir una cantidad mayor de calorías, pero eso no anula tus esfuerzos anteriores. Una cena no debe acabar con el régimen de los días normales.

3.-Si eres tú la que cocina, aprende a sustituir los ingredientes más grasosos. Cocina con aceite de oliva o vegetal, en vez de mantequilla. Usa el yogurt griego natural en vez de la mayonesa. Usa miel en vez de azúcar, por ejemplo. Evita ir picando durante las horas de preparación.

4.-A partir de hoy comienza a comer más liviano. Consume una dieta esta semana muy baja en grasa, con muchas verduras y frutas.

5.-Aprovecha lo que sobre de la carne blanca del pavo para hacer ensaladas frías, sopas y sándwiches con pan integral al día siguiente.

6.-Elimina el alcohol de tu vida por dos semanas, disfruta durante la cena de Thanksgiving, pero no abuses. No tienes idea de cuántas calorías líquidas una se mete con un cóctel. El vino blanco es el que tiene menos calorías de todos los licores.

7.-No abuses con los acompañantes. El puré de papas y de batatas (papas dulces) suele estár cargado de mantequilla. Come apenas unos bocados de éste. Lo mismo te puedo decir de la salsa gravy y del relleno (stuffing)

8.-Come postre, pero en pequeñas cantidades. Agarra uno de los platos que acompañan a las tazas de café y sólo permítete ingerir lo que cabe allí. Ojo, sin hacer una montaña.

9.-No repitas. ¡Sí! NO TE VUELVAS A SERVIR. Así te parezca que la comida haya estado fantástica no comas dos veces.

10.-Haz ejercicio. Aprovecha el feriado para hacer alguna actividad física. Puede ser algo tan sencillo como salir a caminar después de la comilona, cuando la familia comienza a concentrarse en el juego de fútbol americano.

Imagen via Thinkstock

Add Comment ¿Vas a seguir los consejos?
About the author

Alicia Civita lives in Florida, with her Argentinian husband, her two boys, 7 and 10 years old, her two rescued pit bulls, a parrot, and a red bearded lizard. She has lived and written from Caracas, Madrid, Rio de Janeiro, Buenos Aires, and New York, among other cities. Since becoming a mom she has learned to sew, craft, and play videogames. She dreams with hosting a party with all of her Facebook friends.

Read More
Filed Under: engordar, ejercicio, dieta
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading
CUÉNTAME
Add Comment ¿Vas a seguir los consejos?

To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...