Ponle fin al estrés en tu trabajo

Para un emigrante latinoamericano, como en mi caso, vivir en la Gran Manzana tiene miles de atractivos. Entre otros aspectos, es una ciudad matizada por una singular fusión de razas y culturas. De igual manera, existen desventajas y una de ellas es que resulta muy fácil caer en estado de estrés. Hace unos días, temprano en la mañana vi en una estación de tren a una mujer bajando las escaleras frenéticamente y gritando ¡please, hold the door! La escena no hubiera sido nada fuera de lo común de no ser por el hecho de que ella traía en brazos a un bebé. Afortunadamente ella subió al tren y no paso nada. El momento sirvió de tema de conversación para algunos atónitos espectadores. Y es que el día puede volverse un caos, incluso antes entrar al lugar de trabajo.   

Advertisement

Según explica la Organización Global del Estrés (Global Organization for Stress) 80% de los empleados siente estrés en su trabajo y la mitad de esta cifra admitió que necesita aprender cómo manejarlo. De su lado, Mayo Clinic informa que el estrés es algo más serio de lo que puedas imaginar, porque puede afectar, tu cuerpo, tus pensamientos, lo que sientes y tu comportamiento. Si no se controla puede incluso contribuir a problemas de presión alta, males ligados al corazón, obesidad y diabetes. En ocasiones resulta difícil manejar la carga del día, pero es vital tomar control. Por todo y porque no quiero que te sientas estresada, he decido compartir contigo estos consejos que pueden ayudarte a lograrlo.

1) Elegir en la noche la ropa que usaras al día siguiente, asegurarte de que tienes todo lo que necesitas en la cartera, por ejemplo, son tareas que no toman mucho tiempo y que podrían facilitar tus mañanas.

2) Si sientes que la carga se hace pesada al levantarte, reorganiza tu día y coloca el despertador una hora antes de lo acostumbrado para aprovechar más mañana.

3) Deja tiempo para ejercitarte, el ejercicio es liberador. Inscríbete en clases de yoga, pilates o cualquier otra disciplina que te atraiga.

4)  Cuando sientas que tu cabeza está saturada de datos, desconectarte de todo escuchando alguna canción divertida o pensando en alguna actividad que te gustaría realizar.

5)  ¿Mi rutina favorita luego de un día estresante? Llegar a casa, tomar tiempo para llenar la bañera de agua, buscar mis aromas preferidos y poner música. En fracción de segundos me siento renovada.  

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Image via Thinkstock