Los complejos con el cuerpo son muy comunes entre todas las mujeres. Vivimos en una sociedad que idolatra un cuerpo ideal, y a menudo, esa percepción de lo que es belleza se cuela en nuestra percepción. Sin embargo, no es justo que nos juzguemos y nos maltratemos con pensamientos negativos acerca de nuestra apariencia física, simplemente porque no somos "perfectas".

Muchas mujeres de nuestra comunidad en Mamás Latinas, me han preguntado cómo pueden superar los complejos con su cuerpo. He recomendado acciones sencillas que ayudan a despertar el amor incondicional hacia el cuerpo. Ahora aquí quiero comparto una meditación que te ayudará a amar, respetar y honrar tu cuerpo, tal como es.

El amor hacia el cuerpo empieza en la quietud, en el silencio interior, en ese espacio adonde se encuentra la verdad profunda de tu yo verdadero. Saca al menos 10 minutos para realizar esta meditación. Si la practicas al menos tres veces a la semana, empezarás a notar cambios positivos en la relación con tu cuerpo y en tu autoestima corporal.

  • Acuéstate en el suelo sobre una manta o en tu cama.Cierra los ojos. Vuelca tu atención hacia tu mundo interior. Siente el aire que entra y sale de tu cuerpo. Deja que el aire entre y salga de tu cuerpo sin hacer ninguna intervención. Enfócate en sentir cómo la respiración pasa de una manera natural.
    • Siente el palpitar de tu corazón. Siente cómo la sangre fluye por todo tu cuerpo, desde tu corazón hasta tus brazos, por todo tu torso, por tus piernas. Siente tus corrientes de agua, los ríos interiores que fluyen por tu sangre.
    • Siente cómo el suelo sostiene tu cuerpo. El suelo absorbe el peso de tu cuerpo y sientes que finalmente has llegado a tu casa, a tu lugar de descanso. No tienes que hacer absolutamente nada. Simplemente ser y disfrutar del momento presente sintiendo la calma en tu cuerpo.
    • En esa quietud y tranquilidad hay una llama de fuego. Esa llama de fuego nace en el centro de tu corazón. Desde ahí la llama se expande convirtiéndose en las siguientes palabras que dices en voz alta con mucho candor: "Gracias cuerpo mío por ser la casa de mi alma. Gracias cuerpo mío por ser el cántaro de mi vida. Te amo tal como eres".

Espero que esta meditación te ayude a sentirte más feliz contigo misma. Si tienes alguna pregunta al respecto, puedes dejarme tus preguntas aquí.

Imagen vía Thinkstock

About the author

This writer, poet, dancer, and self-esteem expert has one goal and passion: To help women love their bodies unconditionally. She loves spas and dancing flamenco.

 

Read More
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading

Sarahe

La creacion fue perfecta, todos fuimos creados perfectos; somos nosotros mismos quienes hemos degenerado todas las imperfecciones del ser humano.  Deberiamos meditar en como Dios nos creo y rectificar los errores hasta donde podamos, el que la gente diga que se acepta como es y se ama como es, ; es solo una salida facil, en el fondo hay mas problemas de los que los ojos ven, seamos realistas; amarse a si mismo es cuidar de este TEMPLO que es nuestro cuerpo, no llenarlo de basura hasta que explote, o de siliconas para provocar malos pensamientos;  la belleza esta mas por dentro que por fuera hay que sentirla no nada mas mirarla. Hay bellas horribles, y feas hermosas. Aceptarse es reconocer los errores, aceptarlos y restificarlos. No dejar que el EGO nos domine.  Tu que crees?

Genial. Gracias. 

1-2 of 2
To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...