Las madres más dedicadas a los hijos se deprimen y se estresan más

Las madres que se sacrifican por los hijos podrían correr más riegos de salud. ¿Será esto cierto? Un estudio reciente sugiere que las madres que se dedican demasiado a sus hijos podrían correr más riesgos de enfermedades mentales. Esta aseveración me alarma un poco.

Desde pequeña siempre escuché decir a todas las madres a mi alrededor que "los hijos siempre son la prioridad". El sacrificio que hace una madre por sus hijos siempre se ha visto en nuestra cultura como una virtud, y la falta de ello como un sacrilegio.

Advertisement

Sin embargo, este estudio—y otros que se han realizado durante los últimos años-- sugiere que esta visión de la maternidad puede afectar la salud mental de las madres de una manera negativa. En el estudio, realizado en la Universidad de Mary Washington, se descubrió que las madres más fervientes en su estilo de crianza tienen la tendencia a tener más estrés y depresión que las madres de actitud más relajada.

Estas madres fervientes piensan que los hijos son sagrados, que la vida debe girar alrededor de ellos, que las mujeres saben criar a los hijos mejor que los hombres, y que la crianza de los hijos siempre es una fuente de felicidad para las madres.

¿Te suena familiar? ¿Eres tú una de esas madres fervientes y sacrificadas?

No me atrevería aconsejar a ninguna madre que, para reducir el estrés y el riesgo de la depresión, deje de ser una madre ferviente y sacrificada. Creo que el sacrificio es necesario en muchos momentos de la vida, en cualquier relación amorosa. Cuando se trata de los hijos me imagino que el sacrificio es casi una reacción natural.

Una madre, sin embargo, por su propia salud y la de sus hijos, debe cuidarse también. Esto quiere decir que su propio bienestar está al servicio del bienestar de sus hijos.

Mi madre es una madre ferviente, y en mi corazón agradezco todos los sacrificios que hizo por mí. Pero en muchos momentos de mi infancia y adolescencia, me hubiese gustado que no se enfocara tanto en mí y que dedicara más tiempo a ella misma.

¿Cuántos hijos preferirian que sus madres no se sacrificaran tanto? ¿Cúantos hijos prefieren a una madre feliz? ¿Es necesario el sacrificio para ser una buena madre?

Mamá latina, me gustaría saber qué piensas al respecto. Déjanos un comentario para saber tu opinión.

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Image via Thinkstock