En China estafan a pacientes del mundo entero con tratamientos de células madre

Si hay algo humanamente atroz, es ofrecer "curas milagrosas" a enfermos terminales a cambio de su dinero, pues hay gente que no lo tiene y que incluso haría lo que sea necesario, para conseguirlo. ¿Y para qué? si se trata de un timo, de una mentira.

Es bestial lo que está sucediendo ahora en China con las clínicas no autorizadas de células madre. Hay más de cien de ellas ofreciendo terapias de células madre a pacientes que pagan miles de dólares para obtener a una "supuesta recuperación" de varios tipos de trastornos - incluido el autismo-.

Esta oferta atrae cada día, a miles de turistas alrededor del mundo, pues me imagino que cuando uno está enfermo o quizás desesperado por ver a un hijo con un grado de autismo alto, pierde toda proporción de razonamiento y busca creer en lo que sea. Y así la gente viaja hasta allá, esperanzada.

Es una cabr***da absoluta.

Advertisement

La revista científica Nature hizo una denuncia pública -después de llevar a cabo una amplia investigación-  donde descubrió que dichas clínicas además de todo, operan abiertamente. Tienen incluso páginas web donde promueven sus tratamientos y prometen curas para enfermedades como Párkinson, alzhéimer, diabetes y esclerosis múltiple, entre otras.

Esta denuncia logró que el Ministerio de Salud Chino, exigiera medidas para regularizar estas actividades, obligando a dichas clínicas a inscribir en un registro sus actividades, indicando la fuente de las células madre y los procedimientos éticos seguidos. Pero esto aún no ha sucedido y las clínicas siguen abiertas.

Con respecto a esto, David Cyranski, autor de la investigación de Nature dice, "ha resultado todo inefectivo, ni una clínica se ha registrado debidamente y se siguen ofreciendo las terapias. Hay un vacío legal y muchos lo están aprovechando. Cuanto más dispuestos a creer están los pacientes y los médicos, menos se buscan datos clínicos reales y menos doctores están forzados a generarlos"

Y si bien algunas de las enfermedades, que dichas clínicas ofrecen curar -podrían llegar a ser tratadas mediante células madre- las investigaciones siguen en una fase experimental y no existen terapias listas para llevar a cabo ensayos en pacientes. Pues no sólo no se sabe si son efectivas, sino que incluso podrían llegar a ser muy perjudiciales. Los expertos aseguran que estas terapias no controladas pueden provocar mayores complicaciones, como cáncer o enfermedades autoinmunes.

En uno de los barrios más ricos del Shanghái se encuentra la WA Optimum que ofrece un tratamiento de cuatro a ocho inyecciones de células madre (el precio es alrededor de 5 mil a 10 mil dólares) para tratar el alzhéimer. WA Optimum ofrece también cirugía estética y tratamientos antiedad. Su página web dice que las células madre han demostrado ser efectivas, para una cantidad impresionante de dolencias y enfermedades. Además hay testimoniales con varios pacientes, expresando su satisfacción con los tratamientos recibidos.

Otra clínica asegura haber tratado a más de 10.000 pacientes y ofrece una terapia para el autismo que dura un año y se basa en cuatro inyecciones de células madre, de fetos abortados.

Claramente estamos hablando de gente monstruosa, que no se detiene ante nada, para sacarle dinero a quienes se encuentran más vulnerables.

Resulta difícil entender cómo este tipo de clínicas permanecen abiertas, siendo los chinos y su gobierno, tan radicales a nivel de políticas gubernamentales.

Ojalá alguien más intervenga para que esta maldita gente y sus clínicas desaparezcan del mapa, y seguiremos esperando pacientemente (o no tanto) a las verdaderas terapias de células madre, que ojala sean accesibles para quienes las necesitan más y curen muchas enfermedades alrededor del mundo.

Imagen de archivo vía UMHealthSystem/flickr

Topics: diseases  health care