¿Podría una campaña contra el tabaquismo asustar a los niños?

Reconozco que no soy una "blanca paloma" y que de vez en cuando se me antoja fumarme un cigarrito. Y si bien me considero más una "fumadora social", es un hecho que la gente que fuma no puede esperar nada bueno para su salud, ni aunque sólo lo haga ocasionalmente. Y la verdad, es que como fumadora no entiendo cómo puede ser tan difícil dejar este vicio, aun cuando sabes que éste te puede matar y que estás perjudicando a las personas que te rodean (fumadores pasivos) y que no tienen la culpa de tus malas decisiones.

Advertisement

Pues bien, me puse a reflexionar sobre este asunto, después de leer la noticia de que a partir del lunes que viene, en todo Estados Unidos se comenzarán a ver imágenes bastante impactantes (por no decir aterradoras) como parte de una campaña lanzada por los Centros de Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) para luchar contra el tabaquismo. Y te puedo asegurar que como fumadora, los avances de los comerciales me pusieron ¡a temblar de miedo!

En casi todos los comerciales salen antiguos fumadores, contando sus historias. En una de ellas se ve a una mujer cubriéndose con un pañuelo el agujero que tiene en la garganta, en otra, se escucha la gran dificultad de un hombre para respirar (¡suena como si estuviera muriéndose con cada respiro!) En fin, como las imágenes son bastante fuertes, muchos críticos se preguntan si es conveniente que estos comerciales tan violentos sean vistos incluso por los niños.

Y es que por otra parte, uno se cuetiona si vale la pena exponer a estas criaturas a tales imágenes, aun cuando se sabe que algunas veces, estas campañas no cambian la manera de pensar de los fumadores.  Ya que muchos se niegan a dejar el cigarrillo, por más imágenes perturbadoras que se les muestre. Te lo digo porque las personas que conozco y que han dejado de fumar, no lo han hecho por unas imágenes feas o porque alguien más les haya dicho, sino porque simplemente un día decidieron dejar de hacerlo.

Por eso me pregunto ¿valdrá la pena hacerle pasar a los más pequeñitos un terrible susto con estas imágenes para prevenir que se conviertan en fumadores? A mí me parece que la campaña contra el tabaquismo debería ser distinta dependiendo de cada audiencia ¿tú qué piensas?

 Imagen vía Mickey van der Stap/Flickr