A nosotras nos duele más que a ellos

Créeme cuando te digo que tengo altísima tolerancia para el dolor. Parí cada uno de mis tres hijos SIN anestesia, desde el más pequeño en tamaño que pesó 8 libras 12 onzas hasta el más grande en tamaño que se acercó a las 11 libras al nacer. Te puedo decir con toda honestidad que realmente no recuerdo haber sentido dolor... cansancio sí, pero ¿dolor? De veras que no. ¿Podría el padre de mis hijos haber aguantado esos dolores sin medicarse para el dolor?

El tema éste de quién tiene más tolerancia para el dolor, si ellos o nosotras, es algo que podríamos debatir por el resto de nuestros días. Ahora bien, ¿será verdad eso que dicen que nosotras, de hecho, sufrimos más dolor? Me refiero entonces a un estudio que publicó el Journal of Pain que revela precisamente eso: que nosotras sentimos más dolor que los hombres.  

Advertisement

Sin entender realmente cómo podemos medir el dolor de una persona para poder compararlo al de otra, ¿de qué manera pudo entonces el estudio llegar a las conclusiones que llegó? Te pudo decir que el dolor de cabeza con el que me fui a dormir anoche era de un 7 en una escala de 1 al 10 (10 siendo el más insorportable dolor), y un hombre que está sufriendo un dolor de cabeza decir que a su dolor le daba un 3 en la escala. Pero ¿qué quiere decir eso si, digo yo, todo eso depende de un sinfín de cosas? 

El estudio liderado por la investigadora Linda Liu del Stanford University Biomedical Informatics Program (y que incluyó 11,000 pacientes en el Stanford Hospital and Clinics durante los años 2007 al 2010), encontró que las mujeres sentimos dolor más intenso en la espalda baja, las rodillas, el cuello, y un promedio de 20 por ciento más dolor en general que los hombres. ¿Será posible que nosotras simplemente asignamos números en la escala del dolor basado en lo que percebimos y que la percepción nuestra es diferente a la de ellos y punto? Es todo muy subjetivo.

Si típicamente nosotras somos (un poquito) más dramáticas (e imagínate nuestro factor "latina" lo poco que debe representar en estas escalas de dolor), pues ¡con razón el estudio nos pone como las más sufridas! Una nota alcance que me gustaría considerase añadir a su reporte estimada Linda Liu: aunque el dolor que experimentemos sea más intenso que el de ellos, según usted, pocas somos las mujeres que dejamos que el dolor —de menstruación, de cabeza, de pies o lo que sea— nos pare en la carrera de todos los días. 

Imagen vía Getty Images

Topics: salud de latino  salud de mujere  salud menta  salud