iStock

Hornear galletas con niños es superdivertido, pero puede resultar un desastre si no planificas y tienes las cosas bajo control. Llevo varios años horneando y decorando las galletas navideñas en familia, y ha sido una experiencia muy satisfactoria, de la cual he aprendido mucho. Aquí te doy mis tips.

 
 

Más en MamásLatinas: 12 Proyectos para que involucres a tus hijos en la decoración navideña 

Definitivamente una de las cosas que más me gusta hacer durante las fiestas navideñas, aparte de divertirnos jugando con el duendecillo navideño, es hornear galletas pues es una actividad que es muy divertida para niños de todas las edades.

Así es que prepara tu horno, pon tus canciones navideñas favoritas, saca los ingredientes de la alacena y disponte a pasar unas cuantas horas de diversión en la cocina.

Puedes también utilizar estas galletas para hacer una linda guirnalda o para los regalitos para los maestros. ¡Todo un éxito!

 


 
 

Aparta el tiempo suficiente. 1

En esta época, es típico que tenemos mil cosas que hacer, y queremos hacerlas todas. Aparta al menos de 3 a 4 horas para esta actividad.

 
 
Advertisement

Ten los ingredientes listos antes de empezar. 2

Hacer galletas implica utilizar ingredientes que no usas necesariamente en tu día a día. Revisa bien qué vas a necesitar, y compra lo que te haga falta con antelación.

 
 
 
Advertisement

Usa una buena receta que ya hayas probado o que te hayan recomendado. 3

Hay muchas recetas de galletas. En lo personal, utilizo ésta que me ha salido muy buena, pero también puedes probar otras ricas recetas, como ésta.

 
 
 

Lava las manos de tus pequeños. 4

Antes de empezar, asegúrate que tus pequeños y tú se laven muy bien las manos para evitar contagios, sobre todo en estas épocas.

 
Advertisement

Déjalos jugar con la masa 5

Jugar con la masa es una de las cosas más divertidas para ellos. Siempre y cuando tengan las manos limpias y no la manipulen de más, déjalos que se diviertan con el proceso.

 

El polvo de merengue hace toda la diferencia. 6

Cuando haces galletas decoradas, el polvo de merengue le da una consistencia única a tu glaseado, y permite que puedas decorar mucho mejor. Sin embargo, no es un ingrediente que consigues en cualquier lado. Cómpralo en tiendas de manualidades o por Internet.

 
Advertisement

Usa moldes grandes. 7

Si usas moldes muy pequeños, será más complicado para tus hijos decorar las galletas, y estas podrían romperse con facilidad. Mejor, trata de utilizar moldes grandes.

 
 
 

Baja tus expectativas para que se puedan divertir. 8

El primer año, mis galletas salieron así. Sí, un desastre, pero no dejé que eso arruinara mi espíritu navideño. Como las hicimos con mucho cariño, igual las regalamos a nuestros amigos y profesoras del colegio.

 
Advertisement

Ayúdalos con la decoración de las galletas. 9

Mide las capacidades de tus pequeños y, si no pueden solos, coloca tú el merengue y déjalos que solo pongan las decoraciones. Asegúrate de no darles frascos con agujeros muy grandes, porque derramarán toda el azúcar de colores o las grajeas en la primera galleta. En su lugar, dales el azúcar y las grajeas en platos pequeños, para que las tomen con sus dedos.

 

Mantenlos lejos del horno 10

El horno es peligroso para los pequeños. Así es que, cuando metas las galletas a hornear, asegúrate que no estén cerca. No quieres que tengan accidentes en esta época del año.