Delicioso pie de calabaza para quienes no comen huevo ni leche (RECETA)

Te invitaron a una fiesta familiar, y te tocó llevar el postre. Sabes que no todo el mundo tiene los mismos gustos, incluso, que hay personas alérgicas, vegetarianas, veganas, o que, simplemente, tienen un estilo alimentario limitado. Tranquila, que este es el pie que tienes que llevar.

Advertisement

Nada dice Happy Thanksgiving como un pie de calabaza. Y, te voy a compartir la receta de uno que no solo es digno de representar esta época festiva, sino que es también apto para todo el mundo. Los que comen de todo, ni notarán que es vegano (no contiene huevos, ni leche); y los veganos y/o alérgicos, te darán las gracias eternas.

Ingredientes:

Para la corteza del pie:

1 1/2 tazas de harina para todo uso, y un poquito más para cuando vayas a aplanar la mezcla
1 cucharada de azúcar granulada vegana
Vinagre blanco
1 cucharada de sal fina
1/2 taza de aceite de coco sin refinar o extra virgen (no líquido)
4 a 6 cucharadas de agua helada

Para el relleno

Una lata de 15 onzas de puré de calabaza
8 onzas de tofu suave (silk)
2/3 taza de azúcar granulada vegana
2 cucharadas de fécula de maíz
1 cucharadita de canela molida
1/2 cucharadita de nuez moscada rallada
1/2 cucharadita de extracto de vainilla pura
Sal fina

Procedimiento:

Para la corteza

Pon la harina, el azúcar, el vinagre y ½ de cucharadita de sal en un procesador de alimentos, y pulsa para mezclar. Añade el aceite de coco en pequeñas cucharadas, y mezcla hasta que los pedazos más grandes sean del tamaño de un guisante. Añade 4 cucharadas de agua helada, y pulsa hasta que se mezclen de manera uniforme. Aprieta un puñado de la masa para probar su textura; esta debe mantener su forma. Si la mezcla es demasiado fina, echa de 1 a 2 cucharadas adicionales de agua helada.

Coloca la masa sobre un papel plástico grande, y envuélvela. Dale unas palmaditas hasta hacer una forma de un disco de 1 ½ pulgada de grosor. Refrigera por lo menos 1 hora, o hasta la noche entera. Para aplanar la masa con más facilidad, deja que suavice un poco. Esto puede tardar de 20 a 40 minutos, depende de la temperatura de tu cocina. Amasa sobre una superficie con un poco de harina espolvoreada, y crea un círculo de 12 pulgadas de diámetro. Si la masa se pone muy caliente, refrigera hasta que se ponga firme. Pon la masa en un molde para pastel de 9 pulgadas. Dóblala si sobresale por debajo del molde, y decora el borde como deseas. Enfría por 30 minutos.

Coloca la parrilla para hornear en el centro del horno, y precalienta a 350 grados F. Pon papel de aluminio justo sobre la corteza fría, y llénalo de pesas para pie. Hornea de 20 a 25 minutos, hasta que los bordes estén ligeramente dorados. Retira el papel de aluminio y las pesas, y continúa la cocción hasta que la masa esté un poco dorada por todos lados. Esto podría tomar entre 15 a 20 minutos más. Cuando termine de hornear, colócalo sobre una rejilla, y deja que enfríe. 

Para el relleno

En un procesador de alimentos, combina el puré de calabaza, el tofu, el azúcar, el almidón de maíz, la canela, la nuez moscada, la vainilla y el ¼ de cucharadita de sal. Mezcla hasta que quede completamente suave. Vierte el relleno sobre la corteza, y hornea por 40 a 45 minutos hasta que quede firme. Deja que enfríe a temperatura ambiente, y luego colócalo en la nevera por lo menos dos horas. Sirve y disfrútalo.

¡Buen provecho! 

Imágenes vía Corbis