No soy mexicana pero en mi casa los comemos un día sí y otro también. No hay quien se resista a unos totopitos de maíz crujientes y mejor si vienen con una salsita y guacamole. Como al igual que tú también estoy cuidando la línea, yo hago mis totopos caseros de dieta. Ven y te digo cómo.

Lee más en ¿Qué más?: 7 Deliciosas recetas de guacamole para que te luzcas sin engordar

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Ingredientes 1

Ingredientes

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Sólo necesitas tortillas de maíz y aceite vegetal en spray. Yo el que uso es el de aceite de oliva de la marca PAM.

Advertisement

Mejor si no son frescas 2

Mejor si no son frescas

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Para que las tortillas se sequen y tuesten más rápido, es preferible que no sean muy frescas y tanto mejor si ya tienen varios días.


Advertisement

Corta 3

Corta

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Precalienta el horno a 350˚F y mientras ve cortando las tortillas por la mitad.


Haz los triángulos 4

Haz los triángulos

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Luego corta cada mitad en tres triángulos.

Advertisement

Prepara tu bandeja 5

Prepara tu bandeja

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Cubre una bandeja de hornear galletas con papel pergamino y distribuye en ella los totopos.

Advertisement

Rocía el aceite 6

Rocía el aceite

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Rocía con el aceite y puedes añadir un poco de sal, aunque en mi opinión no hace falta. Hornea hasta que los totopos estén crujientes y estate pendiente para evitar que se quemen.

Advertisement

Retira del horno y enfría 7

Retira del horno y enfría

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Una vez que los totopos comiencen a dorarse, retira del horno y deja que se enfríen completamente.

Listos 8

Listos

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Mira qué delicia quedaron y sin nada de grasa, tanto que si usas una toalla de tela, no se mancha de aceite como ocurriría con unos totopos fritos.

Advertisement

Muchas menos calorías 9

Muchas menos calorías

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Los totopos horneados no sólo son libres de gluten y grasa, sino que si además no les pones sal, son bajos en sodio.

Puedes guardarlos 10

Puedes guardarlos

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Quedan súper crujientes porque están deshidratados. Si los guardas en un recipiente tapado herméticamente, podrás conservarlos frescos hasta por 2 semanas, aunque estoy segura de que se acabarán mucho antes.

Advertisement

Más recetas 11

Más recetas

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Encuentra más recetas deliciosas y fáciles como esta en nuestro Pinterest Mamás Latinas. Te esperamos aquí.