meriendas Lo más difícil de bajar de peso es la disciplina que hay que tener para no comer chucherías entre comidas. La tarea es casi imposible porque es muy duro desacostumbrar el organismo a que reciba cierta cantidad de comida a determinadas horas del día. Mucha gente no sabe ni qué comer cuando sienten fatiga entre comidas ya sea porque están aburridas de las frutas o porque necesiten algo con más sustancia. Aquí reuní varias meriendas bajas en grasa y calorías para que puedas comer entre comidas con tranquilidad y seguir adelgazando.

Lee más en ¿Qué más?: 10 Alimentos que te calman la ansiedad después de la cena

Imagen vía Thinkstock

Frutos secos 1

Frutos secos

Imagen vía Corbis 

Los frutos secos son una merienda ideal porque tienen bastante fibra y llenan. Si no tienes problemas con el azúcar, siempre ten a la mano mango, melocotones o manzanas secas.

Advertisement

Tofú 2

Tofú

Imagen via Soy Bean Board /Flickr

El tofú es una de las armas secretas para bajar de peso. Lo puedes usar para preparar batidos, comerlo crudo con mermelada o miel o cocinado. La soya es grasa vegetal pura muy baja en calorías.

Advertisement

Nueces 3

Nueces

Imagen vía iStock 

Un puñado de almendras, marañón y manís es perfecto para cerrar el apetito. Siempre ten nueces a la mano para calmar las ganas de comer chucherías cuando la fatiga ataca.  

Yogur griego 4

Yogur griego

Imagen vía Corbis 

No me canso de decir que el yogur griego es la merienda perfecta. Viene en la porción adecuada y lo puedes endulzar con miel o agave si el sabor es muy ácido.

Advertisement

Humus 5

Humus

Imagen vía iStock 

El humus es rico en proteínas y nutrientes que llenan pero en vez de disfrutarlo con pan árabe, cómelo con zanahorias o apio. Limita la cantidad a tres cucharadas para que no excedas la cantidad de calorías.

Advertisement

Garbanzos horneados 6

Garbanzos horneados

Imagen vía Hamburguer Helper /Flickr

Si tienes antojos de comer algo que venga en una bolsa, los garbanzos horneados son la mejor opción. Asegúrate de comer la cantidad sugerida colocando los garbanzos en un plato. No los comas directamente de la bolsa.

Advertisement

Mantequilla de maní 7

Mantequilla de maní

Imagen vía Anna /Flickr

Rica en proteínas y muy versátil, la mantequilla de maní es perfecta para calmar la ansiedad. Limita la cantidad a dos cucharadas y la puedes disfrutar con rodajas bananas, apio o manzana.

Algas marinas 8

Algas marinas

Imagen vía iStock

Tanto las algas marinas secas como las frescas tienen poquitas calorías y son consideradas una merienda baja en grasa. Tienen bastante sodio y van a satisfacer las ansias de comer algo salado.  

Advertisement

Fresas con chocolate negro 9

Fresas con chocolate negro

Imagen vía Roxana Salceda /Flickr

Esta combinación deliciosa es una merienda o un postre muy bajo en calorías. Asegúrate de que el chocolate sea al menos de un 70% de cacao para que no subas de peso.

Edamame 10

Edamame

Imagen vía iStock 

El edamame es la merienda perfecta porque no tiene nada de grasa. Puedes comer toda la cantidad que quieras y llena porque tiene bastante fibra.  

Advertisement

Barras de granola 11

Barras de granola

Imagen vía MGF-Lady Disdain /Flickr

Compra las barras de granola que tienen 100 calorías o menos para que las puedas comer durante el día entre comidas. Tiene bastante proteína por las nueces y son la porción perfecta.

Papa dulce 12

Papa dulce

Imagen vía Steven Depolo / Flickr

Para satisfacer las ganas de comer algo crocante y con sal, compra una bolsa de papa dulce. Como con los garbanzos, asegúrate comer la porción sugerida sirviendo las papas en un plato.