Nuestras fiestas son divertidísimas, inolvidables y, en términos generales, se come y se bebe a la saciedad. A los latinos se nos hace difícil pasar inadvertidos en las fiestas, porque la alegría que llevamos por dentro no solo es contagiosa, sino que parece corrernos por las venas. No cabe duda de que te encuentras en una fiesta de latinos si:

Advertisement

Lee más en ¿Qué más? Milagroso licuado anti inflamatorio para purificarte y perder peso

1. Comienza más tarde de lo planificado: Las fiestas latinas raras veces empiezan a tiempo o terminan a la hora que se supone. La gente la pasa tan bien que a veces se le pasa la hora de irse a casa.
 
2. Hay platillos tradicionales de distintos países: Algunas personas sorprenden con tamales o hallacas, mientras que otras prefieren traer empanadas chilenas.
 
3. El menú es muy variado: La anfitriona prepara platos al gusto de todos los invitados, como enchiladas de carne, tostadas de pollo, guacamole, ensalada de papas con vegetales mixtos o hasta un cerdo asado. Para los niños, tal vez haya hot dogs o alguna pasta con pollo.
 
4. Siempre hay postres: Los invitados dulceros siempre traen uno de sus postres favoritos, para asegurarse de que nunca falte algo dulce después de la comida.
 
5. Se ve mucho colorido y muchas decoraciones: A los latinos nos encanta el color, porque es la manera como ponemos de manifiesto nuestras raíces y mostramos alegría. También nos gusta colgar decoraciones del techo y las paredes.
 
6. Siempre hay alguien bailando: Alguien se encarga de la música (salsa, bachata, merengue o reggaeton) durante toda la fiesta y el volumen siempre está un poco más alto de lo usual. Siempre hay algún niño o alguna viejita bailando y, a veces, hasta la anfitriona finalmente se pone a bailar una vez que comprueba que la fiesta va por buen camino.
 
7. Cuando la fiesta se pone buena, el vecino llama: No llama para que lo inviten, sino para que bajen el ruido. A medida que la fiesta se va animando, el humor del vecino va empeorando por la falta de sueño.
 
8. A medianoche se sirve una sopa: Si la fiesta se alarga más de lo planificado, es posible que la anfitriona decida preparar una sopa antes de que los invitados se marchen.
 
9. Raras veces sobra comida: A los latinos nos gusta comer bien y como las fiestas tienden a ser largas, nos lo comernos todo. Es nuestra manera de demostrar que realmente disfrutamos de la comida y que la fiesta fue todo un éxito.

Imagen via Thinkstock

Topics: fiestas  fiesta  fiestas latinas