Lo que siguen son 12 de mis trucos favoritos para alargar la vida de los alimentos usando la nevera y el congelador. Espero que te sean útiles. A mí me ahorran tiempo y dinero en la cocina.

Congela la mantequilla con hierbas 1

Congela la mantequilla con hierbas

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Dobla la receta, prepara tus rollitos que envuelves en papel de aluminio o papel film, y la vas descongelando en la medida en que la vas necesitando. Cuando envuelves los rollitos en papel de aluminio, cúbrelos además con papel film, para asegurarte de que el aire helado no afecte el sabor y frescura de la mantequilla.

Advertisement

Congela el pesto 2

Congela el pesto

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Sobre esto, ya escribí este post, pero no está demás recordarlo. No hay nada como una buena pasta con pesto alla genovese en pleno invierno: te sentirás como si estuvieras en verano, comiendo en el patio o la terraza, en plena temporada de frío. En este caso, la noche anterior paso el pesto del congelador al refrigerador y lo saco de la nevera una hora antes de usarlo.

Advertisement

Congela las salsas de carne y vegetales. 3

Congela las salsas de carne y vegetales.

Imagen vía Enriqueta Lemoine

En mi casa somos amantes de la pasta y la comemos con salsa de tomate, vegetales y la infaltable boloñesa. Cuando cocino cualquiera de estas salsas, suelo doblar la receta para congelar. Las envaso en recipientes de plástico y luego, en los días en que no me provoca cocinar, siempre tengo algo rico que descongelar. En estos casos, para no recurrir al microondas, descongelo fuera de la nevera la noche anterior.

Congela el pan 4

Congela el pan

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Sea el pan de sándwich, una baguette o una hogaza de pan artesanal, cada vez que veo un 2X1 en el supermercado lo compro así tenga pan fresco en la casa. Para aprovechar la oferta, lo congelo. Cuando se trata de pan casero o de pan artesanal, lo meto en una bolsa de papel y luego en una bolsa ziplock. Para descongelarlo, lo paso el día anterior del congelador a la nevera. Al descongelarse el pan está tan fresco como cuando lo compro.

Advertisement

Congela las nueces 5

Congela las nueces

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Así siempre estarán frescas y durarán meses. Esto aplica para los pistachos, piñones, almendras enteras y rebanadas, pecanas y nueces. No hace falta descongelarlas antes de usarlas.

Advertisement

Congela muffins y ponqués 6

Congela muffins y ponqués

Foto Enriqueta Lemoine

Al igual que el pan, muffins y ponquecitos se congelan en bolsitas ziplock. Se descongelan en una o dos horas y cuando los comes parecen recién hechos. La próxima vez que hornees, prueba congelando la mitas y verás que maravilla.

Advertisement

Congela las sopas de leguminosas 7

Congela las sopas de leguminosas

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Junto con las salsas congeladas, este es un gran recurso para ahorrar tiempo y dinero en la cocina y también para tener un menú variado sin mucho esfuerzo. Cuando cocinas congelas la mitad y luego descongelas cuando te hace falta.

Congela el queso parmesano 8

Congela el queso parmesano

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Como compro el queso parmesano rallado en paquetes de dos libras cada uno, lo guardo en el congelador. No hace falta descongelarlo antes de usarlo y se conserva perfecto.

Advertisement

Congela la mantequilla 9

Congela la mantequilla

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Este es otro ingrediente que no falta en mi cocina y por lo misma razón lo compro en paquetes de 4 libras. Voy pasando del congelador al refrigerador en la medida en que lo voy necesitando

Congela los arándanos azules 10

Congela los arándanos azules

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Yo aprovecho las ofertas, los lavo y los pongo en bolsitas ziplock y directo al congelador. Luego los uso para hacer panqueques, ponqués y cualquier receta que se hornee. No hace falta descongelarlos.

Advertisement

Congela la tocineta 11

Congela la tocineta

Imagen vía Enriqueta Lemoine

No me imagino la vida sin tocineta. Por eso también la compro en cantidades y la congelo. Si es para comerla en el desayuno, la paso del congelador al refrigerador la noche antes. Si es para usarla como ingrediente, como por lo general la uso cortada en pedacitos y adivina qué: me resulta más fácil cortarla congelada.

Congela la mozarela 12

Congela la mozarela

Imagen vía Enriqueta Lemoine

También compro la mozarela para pizzas en cantidades. La distribuyo en bolsitas ziplock y el queso se conserva perfectamente en el congelador. Como este queso siempre lo uso para recetas que se cocinan en el horno, no hace falta descongelarlo antes de usarlo.