Llega el verano y con el calor, la temporada de sandías, tomates, berenjenas y calabacines. Fíjate en esta receta: unas simples rodajas de calabacín se convierten en el más delicioso aperitivo (también las puedes servir como acompañante), con sólo empanizarlas y cocinarlas con un poquito de aceite de oliva. El secreto de tanta delicia está en el pan rallado que le da un sabor espectacular porque además de sal y pimienta, tiene una pizca de pimienta de roja y abundante orégano y tomillo.

Más de mis recetas en mi blog de cocina.

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Ingredientes 1

Ingredientes

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Calabacines empanizados

Rinde para 4 porciones

Ingredientes:

4 calabacines cortados en rodajas de media pulgada

1 tazas de pan rallado

1 cucharadita de sal

½ cucharadita de pimienta negra recién molida

1 cucharadita de hojitas de orégano seco

½ cucharadita de hojitas de tomillo seco

2 huevos ligeramente batidos

¼ de taza de leche

aceite de oliva

Advertisement

Sazona tu pan rallado... 2

Sazona tu pan rallado...

Imagen vía Enriqueta Lemoine

En un tazón mezcla el pan rallado con la sal, las pimientas y las hierbas.

Advertisement

Y ahora la leche y los huevos... 3

Y ahora la leche y los huevos...

Imagen vía Enriqueta Lemoine

En otro tazón, mezcla los huevos con la leche y bate con un tenedor. 

Sumerge los calabacines... 4

Sumerge los calabacines...

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Moja los calabacines en la mezcla de huevo y leche.

Advertisement

Y ahora a empanizar... 5

Y ahora a empanizar...

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Pon un poco del pan rallado en un plato y empaniza los calabacines húmedos.

Advertisement

... y a la sartén... 6

... y a la sartén...

Imagen vía Enriqueta Lemoine

En sartén a fuego medio con un poco de aceite de oliva, cocina los calabacines por 2-3 minutos por cada lado, hasta que estén doraditos y ponlos a escurrir en papel absorbente.

Advertisement

... y a comer! 7

... y a comer!

Imagen vía Enriqueta Lemoine

Sirve caliente, tibio o frío.