Este año, vamos a celebrar Navidad en mi casa. Aunque no va a venir toda la familia que normalmente se reune para esta gran celebración ya que muchos están de viaje, igual ya me entraron los nervios en cuanto a todo lo que hay que preparar antes y durante el día para que todo salga lo mejor posible.

Y como no soy la mejor cocinera del mundo, el nivel de estrés es aun más alto para mi. Pero estoy segura que aunque fuese la mejor en la cocina, igual estaría preocupada. Así que quiero compartir estos consejos para que trates de pasarte las fiestas lo más relajada posible y así puedas disfrutar de los tuyos también. 

Lee más en ¿Qué más?: 5 maneras de disfrutar el espíritu navideño

Limpia la refri 1

Limpia la refri

Imagen vía meddygarnet/flickr

Haz espacio en tu refrigeradora antes de ir de compras para la cena de Navidad así tendrás donde guardar todo sin problema alguno. Además, esto te ayudar a guardar cuaqluier cosa que sobre después de la cena.

Advertisement

Cocina platillos el día anterior 2

Cocina platillos el día anterior

Imagen vía karindalziel/flickr

Escoge recetas de platillos que puedes preparar el día anterior a la fiesta y que sólo tengas que hornear justo antes de servir, como papas majadas, por ejemplo. Esto te ahorrará un montón de tiempo.

Advertisement

Mesa estilo buffet 3

Mesa estilo buffet

Imagen vía Bonita la Banane/flickr

A mucha gente no le gusta la idea, pero a mi me parece fabulosa ya que es mucho menos trabajo y así la gente puede servirse lo que quiere y la cantidad que quiere.

Aprende a delegar 4

Aprende a delegar

Image vía M.Markus/flickr

Esto es especialmente importante si eres de las que le gusta encargarse de absolutamente todo. No tiene nada de malo que pidas ayuda y estoy segura que a quien se la pidas, estará más que dispuesto a ayudar.

Advertisement

Compra ciertos platillos 5

Compra ciertos platillos

Imagen vía ricardodiaz11/flickr

Lo mejor es que cocines sólo aquellos platos que sabes hacer bien y que las otras cosas las compres hechas. Una gran opción es comprar un delicioso postre en tu repostería favorita, por ejemplo. Así no te tienes que preocupar que no te salga bien

Que otro traiga el postre 6

Que otro traiga el postre

Imagen vía meddygarnet/flickr

No tiene nada de malo que le pidas a alguien que se encargue del postre o de la ensalada o cualquier otro plato que no sea tu fuerte. Por ejemplo, mi hermana hace una ensalada Waldorf deliciosa y eso es lo que yo le voy a pedir que traiga a la cena de Navidad.