No tengo nada contra el semen ni contra el sexo oral, pero de ahí a estar cocinando con esperma, no me parece (y mira que soy de las que le encanta inventar en la cocina). Por eso cuando supe que habían publicado el libro Natural Harvest, a Collection of Semen Based Recipes (Cosecha natural, una colección de recetas a base de semen), y movida por las reacción de quienes comentaron aquí hace poco mi nota sobre las propiedades del semen, decidí buscar el libro en cuestión para ver de qué se trataba.

El objetivo del libro es demostrar que el semen no es sólo nutritivo, sino que además tiene una "textura maravillosa" y tiene excelentes propiedades para cocinar. Habiendo aclarado que no tengo nada en contra del semen, confieso que no me gustan las ostras y no le veo mayor gracia a un ingrediente que es casi cristalino, gelatinoso, escurridizo y que para colmo tiene un olor que no es a colonia precisamente. Es como si me vinieran con un libro de recetas a base de mocos.

El autor, Fotie Photenhauer, dice que como los vinos y los quesos finos, el sabor del semen es "complejo y dinámico". Déjenme decirles: me encantan el queso azul, el brie y el camembert y disfruto de esos quesos "olorosos" que se producen en Francia. En general me gustan los sabores fuertes y definidos. Pero cuando me vienen con aquello de que la esperma masculina es como los "quesos y vinos" me pregunto ¿Qué tan fresco y cómo se conserva el semen que se usa como ingrediente? ¿Cuándo se considera que el semen es añejo o está viejo?

Lee más en ¿Qué más?: Esta dieta te quita libras y aumenta tu apetito sexual

Luego añade que el semen como ingrediente es "económico" y de fácil acceso porque está disponible, si no en todas, en muchas cocinas y también en casi todos los restaurantes y me pregunto entonces ¿quiénes serían los "donantes" (o debo decir los productores), es decir, de dónde se obtiene el semen para las recetas? ¿Quién garantiza las condiciones sanitarias durante el proceso de extracción y conservación del semen? Y aquí sí te digo: se me quitó el hambre.

Las recetas incluyen bebidas como merengadas, café irlandés y capuchino con semen, entradas como las ostras "hechas por el hombre", sashimi de atún con salsa "casera", cordero asado con "salsa" (gravy), salsa BBQ de semen y salsa holandesa (de semen por supuesto). Ya aquí tengo el estómago revuelto…

Si quieren mi opinión, creo que todo esto es un ardid publicitario para vender un libro. Como será que el recetario está dedicado a todos los amigos del autor que lo uparon para que terminara de escribirlo y probaron las recetas "y ustedes saben quién son". A otro perro con ese hueso.

Además, el libro viene con la advertencia de no dar de comer recetas preparadas con semen sin consentimiento del comensal (no sea que se vaya en vómito en la mesa), y en defensa del semen dice que es sólo cuestión de costumbre, que hay países donde comen pescado putrefacto, salchichas de sangre (la verdad es que nunca he podido comer morcilla), y carne de perro, gato, culebra, cocodrilo y caballo, y que a fin de cuentas la leche que consumimos los humanos y con la que se prepara los derivados lácteos no es más que la secreción de las glándulas mamaria de las vacas.

O sea que el semen termina siendo un bebé de pecho en comparación con la leche de vaca. Válgame Dios. No sé qué opinas tú. La que soy yo, entre más investigo sobre estos  ingredientes "exóticos", incluyendo el semen, más me gustan los vegetales.

Imagen vía srqpix/flickr

Add Comment ¿Te atreverías a cocinar con semen?
About the author

Enriqueta is a journalist that went from the newsroom to the world of public relations and 6 years ago discovered the beauty of creating content for various companies. She is based in South Florida, and is the creator of Savoir Faire The Pleasures of the Palate, a blog that marries two of her passions: writing and cooking. 

Read More
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading
CUÉNTAME
Add Comment ¿Te atreverías a cocinar con semen?

prefiero lo de siempre y natural eso inventos no me caben ni en la cabeza ni en el estomago
nonmember avatar
No me parece
yo lo he probado con chocolate, pero esta riquisimo solo Mmmm.
wwwaaaoo!!! yo no habia escuchado eso y creo que al igual que tu comere mas vegetales
veevee

que barbaridad!

mas asquerosos no pueden ser,yo ni siquiera me atreveria a insinuarlo.
nono si solo de leerlo me estoy muriendo de asco
Xhail

Guacala! no se si sea un nombre de una comida pero de eso a cocinar con semen verdadero, de hombre, o de algun animal !fuchilas, guacala, fooooo!!Saben cuantas enfermedades venereas hay y como se pueden transmitir? herpes?! bacterias, fluidos y quien sabe de que tipo de personas viene ese semen. !Que tal si es de algun degenerado y tu metiendote a la boca sus porquerias? hay no, no soy muy religiosa y santiguadora pero me  parece una barbaridad completamente antihigienica Foooooooo!!!!!!

ML...

Genial este post para abrirnos la mente a nuevos estilos culinarios. Con eso dicho, yo ¿cocinar con semen? ¡JAMAS lo haría! ¿Disfrutarlo en un platillo? ¡Nunca! Claro, que si garantizara la pérdida de peso seguro muchas de las que han comentado aquí lo considerarían... :)

kathy400

que cochinada, es una locura.

1-10 of 32 next
To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...