Sandwiches aplastados, ensaladas sin vida, frutas magulladas y hielo sucio. Esas son las cosas que por lo general encontramos en los coolers que tan cuidadosamente preparamos en la casa cuando los abrimos en nuestros paseos al aire libre. ¿No estás cansada de llevar siempre lo mismo de comer a los picnics y a la playa y de que todo llegue mezclado, medio mojado y con un aspecto poco apetitoso?

 Yo estaba harta, por lo que me puse a investigar un poco para aprender de los empacadores profesionales de comida cuál es la mejor manera de transportarla y buscar ideas de chefs para variar un poco el menú. 

Recopilé unos consejos muy útiles, que espero que hagan de tu picnic del 4 de julio una experiencia inolvidable, no sólo por los fuegos artificiales, sino por lo maravillosa que fue la comida.

1. Lleva postres que vengan en envases separados.  Una buena meriendita es el yogurt (que puedes mezclar con frutas al momento), gelatinas (jelly shots para los más audaces), arroz con coco frío y otros alimentos de vasito, son refrescantes y no tienen que estar tan fríos como el helado para disfrutarlos. Eso sí, no olvides las cucharitas.

 2. Hay dos usos para el hielo: el hielo sirve para enfriar las cosas dentro del cooler, y para echárselo a las bebidas. No abras toda la bolsa, pues te tocará usar el mismo hielo para ambas cosas, y terminarás con un hielo sucio y con arena en tu vaso. Mejor, vacía la mitad y deja la otra mitad protegido en su bolsa.

 3. Rellenos para sándwiches diferentes: Tiritas de pollo, salmón ahumado, prosciutto, alfalfa, espinaca, berro, albahaca. Estos son algunos de los rellenos para emparedados que funcionan bien en climas cálidos pero que no usamos a menudo en un picnic. Llévalos en envases cerrados y separados. El pan, previamente cortado debe ir en una bolsa aparte y fuera de la cava.

 4. Frutas apropiadas para la ocasión: Mete en una bolsa bien cerrada algunas frutas ya cortadas como piña, papaya o sandía, y sácalas al momento para hacer una tizana o comer directo. También puedes llevar fresas, uvas y aquellas que sean fáciles de pelar y comer, como kiwis, mandarinas, duraznos, bananas o peras. Colócalas en la superficie, para que no las abollen latas o botellas y se mantengan frescas pero no heladas.

 5. Vino de tapa rosca: Un vino blanco joven, afrutado y refrescante es ideal para la ocasión, y si de paso es fácil de destapar (y evita el estrés de descubrir a último minuto que se les olvidó el sacacorchos), mejor aún. Mezclado con jugo de piña y de manzana, o con un poco de almíbar del de las frutas enlatadas, hace una sangría blanca deliciosa. Lleva el vino acostado, y pegado a alguna de las paredes de la cava.

6. Burbujas y más burbujas: otra opción es llevar un vino espumoso, que tampoco requiere sacacorchos. Además, admítelo, te vas a sentir como una estrella disfrutando burbujas heladas a la orilla del mar. Llévalo igual que los vinos, y procura que esté bien frío antes de empacarlo.

 7. Ensalada refrescante: De nuevo, los envases herméticos son tus amigos. Lleva las lechugas y otros vegetales ya picados y empacados, y los aderezos aparte, también listos para mezclar. Coloca en el fondo de la cava. Si llevas algo a base de huevo, lleva un bol y llénalo de hielo hasta la mitad, pon el contenedor con ese alimento adentro.

 8. Usa la técnica de la lasaña para empacar: Así como la lasaña tiene sus deliciosas capas, usa el hielo a tu favor y coloca los alimentos (bien cerrados para que no boten jugos u olores que dañen el hielo) en el fondo, una capa de hielo, las bebidas, otra capa de hielo, y otra ronda de bebidas, si te parece conveniente.

No te olvides de los utensilios y las servilletas y un mantel grande o sábana para que puedas colocar toda la comida tipo buffet y cada quien agarre lo que quiera. Un último consejo. Mete el protector solar o crema refrescante en el cooler: Sé que no te los vas a comer, pero estarán fríos y al usarlos te darán una sensación de frescura en la piel que contrastará deliciosamente bien con el calor del sol.

Imagen vía Rubbermaid

 

About the author

Alicia Civita lives in Florida, with her Argentinian husband, her two boys, 7 and 10 years old, her two rescued pit bulls, a parrot, and a red bearded lizard. She has lived and written from Caracas, Madrid, Rio de Janeiro, Buenos Aires, and New York, among other cities. Since becoming a mom she has learned to sew, craft, and play videogames. She dreams with hosting a party with all of her Facebook friends.

Read More
Filed Under: comidas y vino, pic-nic, picnic
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading

Mami_...

Gracias por estos consejos. Lo haré a ver si me resulta

 

regal...

Muchas gracias por las recomendaciónes

1-2 of 2
To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...