A mí me fascinan las cosas fritas: los calamares fritos, los taquitos dorados (con papa y chorizo), los aros de cebolla, el tempura de verduras, en fin, te podría dar una larga lista de todo lo que me saboreo con la mente. ¡Así es! Sólo me lo imagino, pues como trato de cuidar mi peso, muy pocas veces me doy el gusto de comer cosas fritas. Pero después de leer un artículo de BBC Mundo, no podía dejar de sonreír de sólo imaginarme que las cosas fritas, ya no requerirán necesariamente de aceite. Así como los alimentos congelados, no necesitarán del frío. ¿Una paradoja? Tal vez, pero son las cosas a las que podemos acceder en el siglo XXI con la aparición de la cocina moderna y los avances tecnológicos.

Y es que, como dice este medio, actualmente existen muchos métodos en la cocina, que reemplazan a los tradicionales. Hay mejores técnicas para conservar las vitaminas, exponiendo a los alimentos a fuertes presiones de agua que permiten eliminar las bacterias y los microbios sin la necesidad de recurrir al calor, lo que hace que se preserven las vitaminas. También, hay métodos para elaborar productos con mayor valor nutricional, mediante el uso de luz pulsada, la cual permite descontaminar los alimentos y hacer que estos conserven sus proteínas.

Lee también en Qué Mas: Si te apasiona la cocina, ¡prepárate para la llegada de la Bullipedia!

Pero lo que más me interesa, son los métodos que se refieren a la reducción de grasas a la hora de cocinar. Según este informe, existen ya en el mercado gastronómico, técnicas para "expandir" productos sin el uso de grasas y que le dan la misma apariencia y consistencia a los alimentos, que le dan los litros de aceite. Una de ellas se conoce como descompresión instantánea controlada (D.I.C), en la que el producto se deshidrata y se somete a un efecto vacío que hace que éste se expanda y tenga la estructura crujiente que tienen las frituras.

Lee también en Qué Mas: ¿Cómo hacer para que tus hijos coman vegetales? 5 consejos infalibles

La misma "magia" se puede lograr con los alimentos congelados. Todas sabemos que cuando metes un alimento al congelador, corres el riesgo de que pierda sus propiedades nutricionales. Pero, al parecer, esto ya no será un problema gracias a técnicas en las que se emplean líquidos como el nitrógeno u ondas magnéticas, que mantienen a raya los cristales de hielo y hacen que el proceso de descongelación altere menos la textura, sabor y propiedades de la comida.

Así que como verás, la tecnología de la cocina moderna, nos permite cada vez más, hacer cosas novedosas y experimentar con distintos métodos, facilitándonos el proceso de cocinar y hasta garantizándonos alimentos más sanas. ¡Ojalá que esta área de la gastronomía se siga desarrollando aún más! Y que pongan pronto estas técnicas al alcance del público.

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Imágenes vía cchen/flickr, rei-san/flickr

About the author

Sandra Ortiz Juarez graduated with a Bachelors of Arts in Communications from the University of the Americas Puebla (UDLAP) in Mexico. Sandra received her Masters in Broadcast Journalism from the Escuela Superior de Imagen y Sonido (CES) in Madrid, Spain. She has collaborated with various media outlets including TV AZTECA (Mexico), Libertad Digital Television (Madrid, Spain), AOL Latino (New York) and she is now working with Mamás Latinas in their New York office.

Read More
Filed Under: latin food, spanish food
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading

To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...