Hablemos sobre la hidratación: sabemos que es importante para el adecuado funcionamiento de nuestro cuerpo y también que la mejor manera de conseguirla es bebiendo agua. Pero, ¿podemos hidratarnos de otras maneras? ¡La respuesta es sí! Y te contaremos cómo…

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: MAGNÍFICAS recetas con leche de almendras para bajar de peso

Las alternativas para conseguir que toda tu familia esté hidratada son tan variadas como deliciosas. 

Verduras y frutas: 

  • Brócoli. Además de vitamina C, calcio, hierro y fibra, la institución señalada indica que contiene cerca de un 89% de agua. Si te cuesta incorporarlo en las comidas, pues a tu niños mucho no les agrada comerlo solo, pruébalo en una mezcla de yogur griego, nueces y uvas pasas, como sugiere la Academia.
  • Rábano. Es rico en antioxidantes y tiene un 95.3% de agua, según indica la revista Health. A mí me gusta cortarlo en rebanadas muy delgadas y comerlo con limón y pimienta; también en tacos, sánduches y en variedad de ensaladas. ¡A mi familia le encanta! 
  • Sandía. Tiene un 91% de agua y es una rica fuente de potasio y fibra, indica la Academia de Nutrición y Dietética de los Estados Unidos. Para disfrutarla puedes partirla en pedacitos o prepararla en jugo.
  • Carambola. Esta fruta tropical rica en antioxidantes contiene un 91.4% de agua, según informa Health. Es una de las favoritas de mis hijas; ¡adoran comerla sola!

Para refrescarse:

  • Agua ¡con un toque especial! He visto que algunas amigas, cuyos hijos no quieren beber agua, le agregan unas gotas de limón o naranja. ¡Un truco muy efectivo!
  • Leche de almendras. Tan deliciosa como nutritiva. La leche de almendras es libre de lactosa, contiene vitamina E y carece de colesterol y de grasas saturadas, según indica en el portal de la Fundación Live Strong, la dietista Gina Riggio. Recuerda que la puedes comprar en presentación tradicional o con sabores a chocolate o vainilla.

Imagen vía Thinkstock