Kim Kardashian retrasó su primer parto para ir a depilarse y arreglarse las uñas

Kim Kardashian
Kim Kardashian/Instagram

Todos conocemos a Kim Kardashian, para lo bueno y lo malo. La socialité ha hecho carrera en la telerrealidad y se ha convertido en ícono mundial junto a su marido, Kanye West, y su famoso clan familiar. Sabemos también que es muy presumida y vanidosa, pero también que es una mamá devota a sus hijos y orgullosa de sus cuatro vástagos. Lo que no sabíamos hasta ahora era que su vanidad llega hasta tal punto que puso en riesgo su vida y la de su primera hijita, North West, por querer verse guapa durante el parto.

Más en MamásLatinas:Las excentricidades de North West, la hijita de Kim Kardashian

En el podcast de su amigo Jonathan Cheban, Foodgod: OMFG, Kim develó una historia que pocos conocían y que deja bien claro el nivel de vanidad de la archiconocida californiana. Y es que horas antes de dar a luz por primera vez, y ante el riesgo que corría al sufrir preeclampsia, Kim decidió pasar antes por el salón de belleza para hacerse los últimos arreglitos. Nos ha dejado a todos con la boca abierta.

Kim tenía que dar a luz de emergencia, pero antes debía verse guapa.

La confesión dejó a todos estupefactos. En el podcast de Jonathan Cheban, uno de sus mejores amigos, Kim aseguró que antes de dar a luz a North, parto que debió ser inducido de emergencia a las 34 semanas al sufrir ella de preeclampsia, pidió a los doctores que le dieran dos horas extra para poder pasar por el salón de belleza.

Al parecer Kim necesitaba depilarse y cambiarse el color de uñas para recibir de la forma adecuada a su hijita. ¡Hay que oír para creer!

Advertisement

Necesitaba un color de uñas rosado para afrontar el parto.

Según ella misma explicó en el programa: "Llevaba las uñas pintadas de oscuro porque todavía estaba en una fase en que solo utilizaba Lincoln Park After Dark o colores borgoña. Entré en pánico porque iba a tener una niña y quería una manicura en un color rosa claro para dar a luz. Le pregunté al médico: '¿Estás seguro de que tiene que ser ahora mismo? ¿No podrías darme dos horas?'. Por suerte, me dio permiso".

Solo podemos imaginarnos la cara del doctor al escuchar el pedido de la famosa socialité.

Advertisement

La mediana de las Kardashian ha tenido problemas con la preeclampsia en sus dos embarazos.

La condición, que suele afectar a diferentes órganos en el cuerpo y afecta sobre todo a las mamás primerizas a partir de las 20 semanas de gestación, puede llegar a tener consecuencias fatales para la embarazada.

Por suerte Kim fue diagnosticada a tiempo y por eso North nació por parto inducido a las 34 semanas. Sin embargo, el pedido de la mamá de retrasar la cesárea unas horas para hacerse unos arreglitos nos deja ver bien a las claras el carácter de la chica.

Y es que ese no fue su único reparo antes de dar a luz.

https://quemas.mamaslatinas.com/pregnancy/157031/muere-embarazada-dia-boda-brasil-preeclampsia-bebita-se-salva?features=vertical_ss%25253Aoff

Según la propia Kim comentó en el podcast, estaba antojadísima de un sandwich de desayuno de McDonald's, por lo que antes de ir al hospital tuvo que parar en la ventanilla de autoservicio del restaurante de comida rápida a saciar su deseo. Además, quería esperar a que su marido, que estaba de gira por Europa, pudiera llegar para estar a su lado.

Finalmente, ambas cosas ocurrieron a tiempo, antes de que la chica diera a luz.

Advertisement

Por suerte todo salió de perlas y tanto la mamá como la bebita pasaron el trance sin problemas.

A pesar del riesgo adquirido por Kim, todo salió bien al final, y North llegó al mundo de forma prematura, pero sana y salva.

Hoy es un niña feliz y que va creciendo súper rápido, aparte de ser la mejor amiguita de su presumida y vanidosa mamá.

Topics: kim karddashian snapchat