10 Cosas que debes saber para disfrutar al máximo el remake de 'La Usurpadora'

Sandra Echeverría en La Usurpadora
La Usurpadora/Instagram

La nueva versión de La Usurpadora ha causado una verdadera revolución y con toda la razón. La producción protagonizada por Andrés Palacios, Sandra Echeverría y Arap Betpke es un cambio radical en comparación con la que protagonizaron Fernando Colunga Gaby Spanic en 1998. No solo porque tiene técnicas cinematográficas y un guión actualizado, sino porque el drama y la sensualidad están al máximo.

Más de MamásLatinas: El elenco de la versión original de 'La Usurpadora' 20 años después

Ya vimos el primer capítulo y nos quedamos con la boca abierta. Es impresionante el cuidado y el detalle que le han puesto a todos los elementos. Pero lo más fuerte es la transformación de Sandra Echeverría y todo lo que se ha creado en torno a las gemelas Paola y Paulina. Lo que ha logrado la actriz mexicana es fantástico.

La pareja principal de la trama está conformada nada menos que por el presidente y la primera dama de México. En las primeras escenas vemos toda la parsimonia de El Grito, con todo y el saludo desde el balcón. También hay bullying, de madre a hija. ¡En serio! Es una serie de 25 capítulos que mantiene la esencia de La Usurpadora pero con muchos elementos nuevos.

Sandra Echeverría y Andrés Palacios se ven increíbles.

Los dos son muy diferentes en la vida real a sus personajes. El presidente Carlos Bernal es un hombre seco, que da la impresión que tiene una amante. Es rígido y bastante antipático. 

Advertisement

Sandra Echeverría hace un trabajo increíble.

Paola es muy sufrida y acepta sustituir a Paulina bajo amenaza de muerte y no sólo a ella. Sorprendentemente, ni siquiera es mexicana y la llevan al país engañada. 

Advertisement

La Paulina de Sandra Echeverría es mucho peor que la de Gaby Spanic.

Ordena asesinatos, le hace bullying a su hija y no hablemos de las cosas que le hace a su hijastro, porque Bernal tiene dos chicos, pero el mayor es sólo de él.

Para las escenas en las que están las dos, Sandra tiene una doble.

Aun así, la tecnología que están usando es de última generación porque no se nota para nada que lo han grabado en distintas ocasiones. 

Advertisement

Las peleas entre los Bernal son horribles.

No son a los gritos, más bien frías y tan comedidas que te hielan los huesos. ¡Con razón los dos tienen amantes!

Carlos Bernal está con su asistente.

El coqueteo entre ellos inicia en el primer capítulo, después se verá cuál es la realidad de la relación que mantienen desde la universidad.

Advertisement

La hija de los Bernal tiene complejo por ser gordita.

Su propia madre se los ha alimentado. Hasta ha llegado a acusarla de vestirse mal para verse "más gorda".

Paulina se escapa porque se enamora de este guapetón.

Deja a Paola en la casa presidencial por irse con su verdadero amor a las playas de Bali.

Advertisement

Piedad es cómica.

View this post on Instagram

#TodosSomosPiedad 😂 #LaUsurpadora

A post shared by La Usurpadora (@lausurpadora_of) on

Mientras Libertad Lamarque era una ternura, en esta versión Piedad no es abuela, es la mamá de Carlos Bernal y es muy divertida.

Paulina sufre por todos lados.

La pobre no solo está en un ambiente hostil, sino que le tienen a la mamá como rehén.... sushsh no digas que ya te lo contamos. Prepárate, porque todo esto es apenas el principio. Como ves, ya no es La Usurpadora de las mamás y las abuelas.

Topics: la usurpadora