Todo sobre el bautizo de Archie, el hijito del príncipe Harry y Meghan Markle


SussexRoyal/Instagram

Archie Harrison Mountbatten-Windsor, el bebé del príncipe Harry y Meghan Markle, fue bautizado a los dos meses de nacido, en una ceremonia privada, a la que acudieron familiares y amigos allegados de sus papás. Como es de esperarse, la actividad se llevó a cabo con la pompa y circunstancia digna de un biznieto de la reina Isabel II de Inglaterra, quien por cierto estuvo ausente.

Más en MamásLatinas: Meghan Markle en los looks más espectaculares de su embarazo

Sus papás están decididos a mantener a Archie fuera de los focos de la prensa y, aunque los fans de la realeza están un poco tristes, los que son padres también los entenderán. Tener una crianza lo más normal posible es el mejor regalo que puede recibir este bebé real que, por ser el séptimo en la línea del trono, no tiene tantas presiones para tener una vida pública.

Por eso, del bautizo solo hemos visto un par de fotos. La oficial de la familia, en la sala verde en la que también se tomaron Harry y Meghan su retrato de la boda, y otra --la que te va a derretir -- de Archie con sus padres. Sin embargo, tenemos detalles de quiénes estuvieron y no estuvieron, y de cómo transcurrió la celebración. Aquí te lo traemos para que te deleites.

 

Archie Mountbatten-Windsor fue bautizado el mismo día que cumplió dos meses.

El más chiquito de la casa real británica ya ha sido bienvenido en la iglesia anglicana, a la que pertenecen los miembros de la familia. ¡Qué increíble verle tan despierto en los brazos de su hermosa mamá Meghan Markle y el orgullo que se le nota a su papi el príncipe Harry! En la imagen se ven a la izquierda el abuelo paterno el príncipe Carlos y su esposa Camilla. Doria Ragland la abuela materna estaba hermosa de rosa, mientras que las hermanas de la princesa Diana se veían súper elegantes con sus chaquetas claras. Claro, nadie más elegante que Kate y William, los queridos tíos.

Advertisement

¡Aquí hay amor!

La unión familiar entre ellos es palpable. Fíjate que el bebé usó para su bautizo una réplica del traje que vistió la reina Victoria en 1841, y que ha sido el mismo que han llevaron a la pila baptismal 11 generaciones de chiquitos de la familia real británica, hasta que se decidió preservarlo y hacer uno nuevo cosido a mano para los nuevos descendientes.

Advertisement

Hasta ahora no le habíamos visto la carita bien a Archie.

En este esfuerzo por proteger su derecho a la intimidad, sus papás habían solo mostrado su rostro de una forma muy discreta. Eso hasta el bautizo. ¡Por fin!

El bautizo tuvo lugar dentro del palacio de Windsor.

La capilla privada de la reina Isabel fue el mismo sitio donde el príncipe Harry fue bautizado en 1984.

Advertisement

La reina estuvo ausente.

Lamentablemente, su majestad la reina Isabel II, tenía un compromiso previo. No se trata de que le haya hecho un feo a Meghan y Harry. La monarca tampoco asistió a los bautizos de los tres hijos del príncipe William.

Advertisement

Otra que no pudo ir fue la tía Serena Williams.

La tenista, una de las mejores amigas de Meghan Markhle, ahora duquesa de Sussex, está compitiendo en el importantísimo torneo de Wimbledon. Aunque también es en Londres, no se podía dar el lujo de desconcentrarse.

El bautizo fue oficiado por el arzobispo de Canterbury.

Justin Welby, es el máximo prelado de la iglesia anglicana, y también ofició la boda de los felices papás, el príncipe Harry y Meghan Markle. ¡Qué maravilla que también haya bautizado a su hijo Archie!

Advertisement

La abuela materna viajó a Londres para la ocasión.

La abuela materna viajó a Londres para la ocasión.

SussexRoyals

Doria Ragland, la mamá de Meghan Markle, vive en California y ha ido a Londres varias veces para apoyar a su hija en todo este proceso.

¡El bebé es un muñeco!

Sin duda, heredó lo mejor de sus guapísimos padres. ¡Muchas felicidades!

Topics: familia real británica  principe harry