Meghan Markle y Harry gastan más de US$3 millones de dinero del pueblo remodelando su residencia

Meghan Markle y príncipe Harry
Splash

Una de las parejas favoritas de la realeza británica, los nuevos papás Meghan Markle y el príncipe Harry, están ahora en medio de una gran controversia tras hacerse públicas las cuentas de la corona inglesa y saberse que la pareja se ha gastado cerca de 3 millones de dólares en renovar su residencia oficial. Según diversas fuentes, una pelea con Kate Middleton y el príncipe William ha sido el detonante para que la joven pareja decidiera mudarse y, por lo tanto, tuviera que acondicionar su nueva casa con el dinero de las arcas públicas inglesas.

Más en MamásLatinas: Los bikinazos de Meghan Markle y otros momentos hot

Los padres del último royal baby, Archie, que se casaron en una suntuosa boda el año pasado, habían decidido vivir en uno de los apartamentos --que en realidad es una residencia con más de 20 habitaciones-- del Nottingham Cottage, en el terreno del palaco de Kensigton. Allí hubieran sido vecinos de Kate y William, que viven en el apartamento contiguo. Sin embargo, son ya varias las fuentes que aseguran que la relación entre los dos matrimonios está completamente rota, por lo que los duques de Sussex decidieron mudarse a Frogmore Cottage, a más de 20 millas de distancia, incurriendo en lo que el público piensa que es un gasto excesivo en renovar dicha residencia.

La nueva residencia de los duques de Sussex necesitó una renovación de más de tres millones de dólares.

La residencia de Frogmore había sido convertida en cinco unidades diferentes para que viviera el staff de la familia real, pero tras la decisión de los duques de Sussex de cambiar de residencia, la propia reina tuvo que aprobar una valiosa reforma para volver a hacer una sóla residencia con esas cinco unidades. Las cuentas oficiales fueron publicadas y causaron un gran revuelo entre el pueblo, que no entiende como esa reforma se ha sufragado con dinero público, cuando Harry y Meghan ya tienen suficiente dinero como para pagarse este capricho.

Advertisement

La reforma para acomodar a los nuevos padres se ha salido de presupuesto.

En un principio, se aprobaron cerca de 3 millones de dólares, de los que ya se han gastado casi su totalidad para renovar la residencia. Se han tenido que juntar las cinco casas, cambiar techos y suelos, y construir nuevos baños, cocina, y varias habitaciones. Se prevé que todavía podían quedar cerca de 800 mil dólares en gastos de jardinería, lo que haría que la reforma final se saliera completamente del presupuesto.

Advertisement

Los problemas con Kate Middleton y el príncipe William podrían haberles empujado a la mudanza.

View this post on Instagram

The most interesting part of the "Fab Four No More" is what I just read: "...Like the Royal Foundation, which has had its own “American Friends” program since 2011, Harry and Meghan also plan to register their philanthropic vehicle in the U.S." 😱💞 ----------------------------------------------------------- "Still, it’s early days, and the plans for “Project Sussex Foundation” are so beta, preliminary paperwork is only just being filed. However Harry and Meghan are aiming to be up and running before the end of the year. “The couple are very excited. Funds previously raised for the Royal Foundation will remain within the organization, with any money designated to projects such as Meghan’s Hubb Community kitchen project (for which sales of the Together cookbook raised over $630,000) remaining with that project wherever it goes next. It’s likely that all initiatives belonging to the couple will move over to their own foundation, although there is talk for specific programs, such as Prince Harry’s military charity The Endeavor Fund(which already has its own board and finances), to potentially roll into his Invictus Games Foundation, or even be taken on by another charity. There are multiple scenarios being discussed,” says a spokesperson for the couple. Prince Harry’s mental health documentary series with Oprah, due to be released on Apple TV+ in 2020, will also make up part of the portfolio of projects under the new charity’s umbrella." @@scobiesnaps #harpersbazaar.com ***************************** #fabfournomore #RoyalFoundation #DukeandDuchessofSussex #PrinceHarry #PrinceHenryofWales #RachelMeghanMarkle #meghanmarkle #meghan #meg #rachel #Sussexfamily #DukeandDuchessofCambridge #PrinceWilliam #PrinceWilliamofWales #CatherineMiddleton #KateMiddleton #Kate #Cambridgefamily #RoyalFamily #BritishRoyalFamily #Britishmonarchy #London #England #UnitedKingdom #KensingtonPalace #FrogmoreCottage #Windsor #harpersbazaar 📷 credits to rightful owners

A post shared by Harry Meghan and Archie (@sussexfamilyupdates) on

Originalmente, los duques de Sussex se iban a mudar al Nottingham Cottage para ser vecinos del hermano mayor de Harry y su mujer. Pero según varias fuentes, las relaciones de las parejas no pasan por su mejor momento, hasta el punto de que la semana pasada también liquidaron la Fundación Real que compartían durante varios años realizando proyectos con fines benéficos.

La propia reina de Inglaterra fue quien aprobó la reforma de dicha residencia.

La reina maneja un presupuesto anual de 104 millones de dólares, y fue quien aprobó la costosa reforma, que ha hecho a más de un ciudadano poner el grito en el cielo. Tanto así que las críticas no se han hecho esperar y diferentes grupos anti monárquicos han pedido que estos gastos sean revisados por el congreso, que al fin y al cabo son los representantes elegidos por el pueblo para representarles.

Advertisement

Republic, una asociación que quiere acabar con la monarquía, ha sido quien más ha criticado este dispendio.

Graham Smith, uno de los representantes de este grupo, dijo: "Mientras estemos recortando en sanidad y educación, no deberíamos gastarnos ni un centavo en la familia real. Sin embargo, con toda la presión que ponemos en el resto de servicios públicos, la casa real decide gastarse tres millones de dólares en una nueva casa para Harry..."

Sin embargo, otras voces más objetivas aseguran que la situación se ha salido del guión más que nada por como se ha manejado la información. "La familia real suele pagarse por sí misma, pues generan muchas ganancias para el país. Pero en este caso, la opción de vivir al lado de Kate y William hubiera sido lo más sensato. El gasto de mejora de la propiedad se puede llegar a entender, pero la situación se podría haber manejado mejor", explicó el periodista Robert Johnson, un experto en la familia real y que escribió el año pasado la biografía del príncipe Carlos.

Topics: meghan markle  principe harry