edificio pablo lyle
Tras haber sido acusado de asesinato involuntario, el actor mexicano Pablo Lyle sigue bajo arresto domiciliario en un lujoso edificio de Miami, situado en la exclusiva zona de Brickell, donde viven famosos, ejecutivos y empresarios. En esa especie de "jaula de oro" está recluído desde el 9 de abril, cuando tras pasar la noche en la cárcel y colocársele un grillete electrónico en una pierna, comenzó a cumplir con las condiciones del juez para no meterlo en la cárcel, tras la muerte de un hombre al que golpeó en la cara.

Más de MamásLatinas: Esto es lo que han dicho los famosos sobre el caso de Pablo Lyle

No sabemos exactamente en qué tipo de apartamento está recluído el artista, pero aunque fuera de los más grandes, sigue siendo un encierro. Tampoco se ha informado si tiene permiso para disfrutar las instalaciones, pero al menos las vistas, tanto al agua como a la ciudad, son espectaculares y deben ayudar a mantener el estado de ánimo.

Lo cierto es que más allá de si creas que Pablo Lyle es culpable o no de los cargos de homicidio involuntario, aún no ha sido juzgado. Tampoco se le ha fijado fecha para su juicio, por lo que no tiene idea de cuánto tiempo estará allí. Y ya que es posible que se lleve mucho tiempo, al menos es un lugar hermoso.

Imágenes vía Goldman Residential Group; Pablo Lyle/Instagram

El edificio se llama Brickell Townhouse. 1

Está situado en la costa oeste de la bahía de Vizcaya. Del otro lado está Miami Beach.

Advertisement

Se trata de una construcción enorme. 2

Tiene 22 pisos, con departamentos de una, dos y tres habitaciones, con distintos tipos de vista.

Advertisement

La entrada ofrece un camino circular. 3

Sin duda, le debe haber sido últil para escapar de la prensa en sus idas a la corte.

El vestíbulo del edificio es súper lujoso 4

El piso de mármol y las columnas revestidas de madera le dan un look de sofisticación increíble.

Advertisement

Así es la piscina. 5

Las áreas recreacionales de la residencia son hermosas y cómodas.

Las vistas son maravillosas. 6

Aunque no sabemos la orientación del departamento de Pablo Lyle, desde una parte del erdificio se ve la bahía de Vizcaya.

Advertisement

En el área de la piscina tiene bohíos para hacer parrilladas. 7

Se ve que es un lugar perfecto para disfrutar al aire libre.

En las instalaciones también hay un gimnasio. 8

Las máquinas se ven bastante modernas.

Advertisement

Las áreas comunes incluyen una sala de fiestas. 9

Se ve súper cómoda y da a la piscina.

Dentro del edificio hay una tiendita de alimentos. 10

En ella venden cosas básicas como leche, pan, frutas, sodas, jugos y vinos, y ofrecen algunos alimentos preparados.

Advertisement

Los pisos más bajos deben dar menos sensación de encierro. 11

Ojalá que Pablo Lyle esté en uno de ellos, pues estar encerrado, aunque sea en un sitio así, aun sin haber sido encontrado culpable debe ser muy duro.

La mini biblioteca puede ser útil para escapar del aburrimiento. 12

Aunque mucha gente hoy en día prefiere videos, en un encierro de tantos días, va a hacer falta variedad.

Advertisement

Esta es la vista hacia la ciudad. 13

¿Cuál prefieres, la que mira al agua o a Miami?

El espacio infantil puede que le sea muy conveniente. 14

Los niños que Pablo Lyle tiene con su esposa Ana Araujo quizá lo visiten mientras espera el juicio y se podrán entretener un rato.

Advertisement

Los niños pueden disfrutar de un espacio interior. 15

Es perfecto para las tardes del verano en Miami, en las que casi siempre cae un buen chaparrón.

Las canchas de tenis están modernizadas. 16

Esa superficie de color azul es la más moderna y es especial para jugadores serios.

Advertisement

El jacuzzi se ve increíble. 17

No sabemos si Pablo Lyle puede disfrutar de las instalaciones, pero al menos quienes lo acompañen se podrían relajar en este lugar tan especial.

Bordeando el edificio hay un paseo peatonal. 18

Ese banquito se ve bueno para recuperar la serenidad.

Advertisement

No cualquiera puede comprar un departamento allí. 19

Los precios van entre un cuarto de millón de dólares a $840,000.

Pablo Lyle está alquilado, pero eso tampoco es barato. 20

El departamento más barato es de una habitación y cuesta, según el piso en el que se encuentre y para dónde está la vista, entre $1,800 y $2,650 al mes. No es barato y ante la ausencia de una fecha para el fin de su estadía, quién sabe si el actor podrá mantenerse allí por mucho más tiempo. ¡Qué situación tan complicada!