Viuda del hombre que murió por golpe de Pablo Lyle tuvo que ser atendida por paramédicos en la corte

Pablo Lyle en corte
Gosipeandomx/Instagram

El drama en el que se está viendo envuelto Pablo Lyle --desde que el actor golpeara a un hombre en Miami el 31 de marzo causando su eventual muerte unos días después-- tomó un nuevo giro cuando la viuda del fallecido, Mercedes Arce, se sintió indispuesta en medio de la sesión en la corte y necesitó de asistencia médica. En dicha comparecencia ante el juez, Lyle fue condenado a pagar una fianza de 50 mil dólares y se le retiró el pasaporte, por lo que tendrá que quedarse en Estados Unidos, bajo arresto domiciliario, hasta su próxima cita fjada para el 1 de mayo.

Más en MamásLatinas: Todo sobre Pablo Lyle, actor mexicano acusado de golpear a un señor que luego murió

La viuda de Juan Ricardo Hernández sufrió una baja de presión, por la cual tuvo que ser atendida en medio de la sesión, retrasando varios minutos la audiencia. En las redes sociales, muchos de los seguidores de Pablo han criticado a la familia de la víctima, y sobre todo a su viuda tras este episodio, y la acusan de estar intentando aprovecharse de la situación dada la notoriedad del actor mexicano.

La viuda de Hernández sufrió un percance en plena sala del juzgado.

Mercedes Arce estuvo presente en la corte de Miami Dade para asistir a la vista preliminar de Lyle, en la cual se le fijó una fianza de $50,000 y se le retiró el pasaporte para evitar la fuga. La situación parece haber sorbrepasado a la señora, que se mostró devastada durante todo el proceso, y finalmente necesitó de ayuda médica para no desvanecerse en plena sala.

 

Advertisement

La señora Arce lució devastada durante la audiencia.

Anteriormente, la señora Arce había dicho entre lágrimas a Univision 23: "Yo lo que espero es que le caiga todo el peso de la ley, para yo por lo menos sentir un poquito de tranquilidad. Él [Lyle] no tenía por qué haberse bajado [...] a darle un golpe, un solo golpe nada más, me lo mató". 

Advertisement

La familia de la víctima se ha dejado ver profundamente afectada por la situación en los medios.

Desde que ocurriera la desgracia, tanto la viuda de la víctima como su hijo y su cuñada han hablado con medios locales reclamando justicia para su padre, y pidiendo que caiga sobre Pablo Lyle todo el peso de la ley.

Sin duda la familia se ha quedado en estado de shock desde que murió Juan Ricardo Hernández, y ahora están todos expectantes para ver lo que decide el juez.

Sin embargo, los seguidores del actor en redes sociales no se creen la escena de Mercedes Arce en la corte.

Son muchos los que criticaron la situación y aseguraron que la viuda de Juan Ricardo Hernández no hacía más que teatro. Hay quien llegó a asegurar que la famila del difunto lo desconectó tan rápido de la máquina que le mantenía respirando porque lo único que buscan es una compensación por parte del actor.

Lo que sí que queda claro es que Pablo Lyle tiene mucho más apoyo ahora entre sus seguidores en redes sociales que hace una semana cuando se supo de estos hechos.

Advertisement

El actor llegó a la corte esposado.

Tras haber regresado a México después del incidente que desencadenó toda esta situación, el actor fue requerido en Estados Unidos de nuevo para presentarse ante la justicia. De ser encontrado culpable de homicidio involuntario, Lyle podría enfrentarse a una pena de hasta 15 años de cárcel.

 

 

La aparición de este video en el que se ve el momento en que Pablo golpea a Juan Ricardo Hernández cambió la situación por completo.

Lyle aseguró en un principio a las autoridades que él no había hecho más que defenderse del ataque de Juan Ricardo Hernández, que tras una discusión de tráfico se bajó de su auto y se acercó al vehículo donde viajaban Pablo y su cuñado. Sin embargo, tras la aparición del video de una cámara de seguridad que captó el momento de la agresión, la situación del actor mexicano podría haber cambiado drásticamente, pues en las imágenes se ve claramente como el difunto estaba ya regresando a su auto e intenta defenderse de la agresión de Pablo, que acabó por golpearle en la cara y causarle una caida mortal.