Esteban Loaiza luce irreconocible y trabaja en un lugar de comida rápida mientras espera sentencia

 

Esteban Loaiza está atravesando, sin duda, el peor momento de su vida. Recientemente, el viudo de Jenni Rivera fue captado por las cámaras completamente desolado, en un estacionamiento, saliendo de su trabajo en un restaurante de comida rápida. Quien fuera el atlético deportista que enamoró a la Gran Señora, hoy luce flaco, cansado, ojeroso y sin ilusiones. Y no es para menos, se encuentra en uno de los momentos más difíciles que quizás haya vivido. Salió de la cárcel después de ser acusado de un delito de narcotráfico luego de que la policía encontrara más de 40 libras de cocaína en su casa, y hoy está en espera de su sentencia.

Más en MamásLatinas: 30 Famosos que han tenido graves problemas con la justicia (FOTOS)

El expelotero se ha visto envuelto en toda clase de escándalos, pero nada como el que se encuentra hoy en día. Se le acusó de tener una relación con Chiquis Rivera. Su exmujer Cristina Eustace no dejaba de quejarse de él. Y después de pagar 200,000 dólares de fianza, aún no tiene garantizada la libertad. Arrepentido o no de las decisiones que lo han llevado al sitio en donde está, lo cierto es que aún sin estar tras las rejas ya ha empezado a pagar su condena.

Esteban trabaja en un restaurante de comida rápida.

El reportero de Suelta la Sopa interceptó al viudo de la cantante en el estacionamiento de un restaurante de comida rápida en el que actualmente trabaja en espera de su sentencia.

Advertisement

Podría pasar entre 10 años y cadena perpetua en la cárcel.

Está previsto que una corte de California dé a conocer en cualquier momento la sentencia que enfrentará Loaiza, quien podría ser condenado a una pena de entre 10 años y cadena perpetua, tras declararse culpable de cargos relacionados con el narcotráfico.

 

Advertisement

Así eran sus buenos tiempos con Jenni.

A diferencia de cuando gozaba de su libertad, hoy Loaiza no puede salir de su casa desde las 9 de la noche hasta las 5 de la mañana sin su grillete electrónico. 

Salió de la prisión ya más delgado

Esteban se reunió con su familia y su novia, Ross Labra, luego de tres meses en la cárcel. Él agradeció a su pareja y a sus amigos por haberlo apoyado durante este tiempo. 

 

Advertisement

Le otorgaron la libertad condicional luego de dar como aval la casa de su exesposa.

La libertad de Esteban Loaiza se logró gracias a que su expareja, Ashley Esposito, ofreció su residencia en Mansfield, Texas, como aval para la fianza de 166,000 dólares que le impuso el juez federal Anthony Battaglia. Definitivamente podrá pasar años en la cárcel, pero de una cosa estamos seguras, el viudo de Jenni ha gozado en su vida del amor incondicional de varias mujeres.

Topics: esteban loaiza  escándalo  escándalo de famosos