Valeria Lukyanova/Facebook

La pericia humana a la hora de alcanzar sus metas no conoce límites, y si no que se lo digan a la moldava Valeria Lukyanova. La conocida como Barbie Humana tiene una simple meta en mente y no ha parado hasta conseguirlo. Aunque según diferentes reportes ella no pretende, como Rodrigo Alves por ejemplo, parecerse a la mítica muñeca, sus más que obvios retoques físicos cuentan una historia muy diferente, aunque ella insiste en que todo se lo debe a una dieta sana y ejercicios. Mira las fotos para que saques tus propias conclusiones.

Más en MamásLatinas: La Barbie Humana reaparece más plástica que nunca (FOTOS)

Esta modelo rusa se ha convertido en toda una celebridad en el mundo de la metafísica y del mejoramiento personal, pues no se cansa de subir videos a YouTube dando consejos sobre cómo conseguir ser una mejor persona con un alma más pura. Quizás por eso niega a toda costa que se haya hecho operación estética alguna más allá que un aumento de pecho. ¡Lo que hay que oír!

Si una cosa queda clara al hacer un repaso de sus mejores imágenes es que Valeria es toda una diosa de la cirugía, pues parece bastante obvio que ha sobrellevado infinidad de operaciones para alterar su físico y, lo que es peor, parecerse cuanto más posible a una muñeca Barbie. Sin embargo, al revés que los Ken Humanos --por cierto, mantiene una dura pugna con Justin Jedlica-- Valeria no ha dado a conocer el dinero que se ha gastado en su cuerpo, pues sigue manteniendo que sólo hace ejercicio y lleva una dieta sana para mantener su cuerpo. Juzguen ustedes.

¿Será un alien o el producto de infinidad de cirugías? 1

La modelo moldava es un personaje interesentísimo una vez que se indaga un poco en su vida. Se ha convertido en una profeta del New Age --se llama a si misma Amatue y dice que es un alien-- y, aunque ha intentado buscarse la vida en Estados Unidos como modelo, no ha logrado aún dar el salto a este lado del oceano desde Ucrania, donde reside.

Advertisement

Valeria asegura que no ha pasado más que una vez por el quirófano. 2

La moldava de nacimiento asegura que sólo una vez se ha puesto en las manos de un cirujano estético y fue para un aumento de pecho. Lo demás, según ella, es todo natural. Aquí, fotografiada con su amiga Olga, nos aturden las dudas.

Advertisement

Valeria es una verdadera amante del Photoshop. 3

Si no es cirugía será photoshop. ¿No? Más allá de que su figura de plástico sea cierta o no, no cabe duda que a Valeria le gusta mucho jugar con el Photoshop. Aquí "visitó" las pirámides en México...

Cuando el presupuesto no le da para viajar, bien está el photoshop. 4

La moldava puede posar allá donde quiera y no le da vergüenza publicar fotos donde se ve que claramente hay retoques digitales. Ya no sólo en su figura, sino también en sus locaciones.

Advertisement

Sin la ayuda del bisturí, su figura la consigue con dieta y ejercicio. 5

Hace unos años, Valeria aseguró que se alimentaba de "aire y luz" para mantener así una cinturita de escándalo. Viendo esta foto, nos queda aun más claro que gran parte de su dieta también se llama Photoshop.

Advertisement

Más que Barbie, aqui parece Elsa... pero también la delatan los arreglos digitales. 6

Para una chica que asegura no estár buscando parecerse a Barbie, sin duda se esmera en mimar los detalles de su apariencia. Aquí, sin embargo, se le fue un poco la mano con los retoques digitales. Eso, o le falta un trozo de pierna de forma totalmente rectangular.

Advertisement

Su ojo para el estilo tampoco no es el más apropiado. 7

Ya no se trata sólo de su físico más o menos plástico, es que su sentido del estilo brilla por su ausencia. Aquí la vemos a juego con el sofá de casa de su abuela, probablemente.

Valeria está lista para ser aceptada en el Museo de Cera. 8

Si no se mueve, la moldava corre serio peligro de que se la lleven al Museo de Cera. Allí seguro que no desentonaría. Su cara lanza cero señales de vida.

Advertisement

Como no ha conseguido ser modelo, se ha lanzado como gurú del New Age. 9

No se le puede negar aptitud para buscarse la vida. Según una entrevista concedida a GQ Rusia, Valeria intentó ser modelo en Ucrania pero no consiguió su objetivo. Su cuerpo es de infarto, pero quizás sea la poca expresividad en su cara la que le jugó una mala pasada. Fue entonces cuando se convirtió en Amatue, un nombre que dice que le vino en un sueño, y se lanzó al mundo de la autoayuda y el New Age. Viendo algunos de sus videos en YouTube, la verdad es que la chica da hasta miedo.

Si no quería parecerse a Barbie, ha fracasado completamente. 10

Amatue, su nombre "artístico", asegura que jamás quiso parecerse a la muñeca Barbie y que no se ha hecho más que una operación. Si es así, ha fracasado rotundamente, porque es la viva imagen de la muñeca americana.

Advertisement

Sus ojos son grandísimos, pero ella insiste que no se los ha retocado de ninguna manera. 11

Aunque el maquillaje juega su rol, se ha rumoreado que Valeria se sometió a una costosa operación para acortarse los párpados y así dejar ver unos ojos mucho más grandes. Ella lo niega, inmersa como está en una carrera para ayudar a la gente a quererse tal y como es, pero cuesta creerlo.

Su millón de seguidores en redes sociales le convierten en un filón publicitario. 12

Sin duda Valeria ha conseguido una de sus metas: vivir de su figura. Con su impactante look se ha convertido en imagen de varias marcas, aunque siempre de segundo nivel, todo sea dicho.

Advertisement

Valeria no soporta a las mujeres feas. 13

En un video que colgó en YouTube el año pasado, la Barbie Humana se despachó a gusto sobre "las mujeres feas", llegando a asegurar que Sarah Jessica Parker tiene una cara de caballo.

Su look angelical no esconde los kilos de colágeno y la piel estirada por las operaciones. 14

Su rostro no transmite sensación alguna de vida o de sentimientos. Es un cutis terso, perfecto, y para nada natural. ¿En serio quiere hacernos creer que no se ha operado?

Advertisement

Con su cuerpo bien podría ser una sirena. 15

A Valeria le encanta cambiarse el color de pelo, y con este tinte turquesa bien podría pasar por una sirena... de plástico, por supuesto.

Al césar lo que es del césar: Las piernas venían de fábrica. 16

Todo sea dicho. A Valeria le podemos criticar un sobreuso de la cirugía, pero sus kilométricas piernas son originales y muchas se darían por satisfechas de haber nacido con ellas.

 

Advertisement

¿Es muñeca o humana? 17

Hay fotos en las que nos es prácticamente imposible asegurar una cosa o la otra. ¿A ustedes que le parece?

Quizás sea este su look más natural en sus redes sociales. 18

Hay que buscar mucho, pero al fin encontramos alguna imagen en la cual Valeria no parece puro plástico. Esta bien podría ser la foto más natural de la moldava entre todas las publicadas.

Advertisement

Para gustos los colores, pero Valeria al natural no era para nada fea. 19

Antes de las operaciones, Valeria tenía unos ojos preciosos y uno bonitos labios. Bajo cualquier estandard de belleza internacional, la moldava podría considerarse una mujer impactante. Ahora, tristemente, impacta por otros motivos.

Quién sabe cual será la próxima aventura de esta Barbie Humana. 20

Valeria ha tenido más de un problema con otras chicas conocidas como Barbie Humanas. Quizás por eso ha ido cambiando su historia según le ha convenido, o se ha pasado al New Age, en busca de su nicho propio. Quién sabe ahora cual será la próxima aventura de Amatue.