Tras divorciarse esto es lo que Marc Anthony debe pagarle a Shannon de Lima

 

Después de muchos estiras y aflojas, Marc Anthony y Shannon de Lima confirmaron su divorcio a finales del año pasado, pero todavía no habían trascendido los detalles del mismo. ¿Habrá pensión o no la habrá? ¿Las casas eran bienes comunes o regalos? Ahora, por fin, sabemos cómo es el acuerdo entre ambos.

Advertisement

Más de MamásLatinas:

Van ya tres divorcios para Marc Anthony, pero podemos decir que este fue el más sencillo de todos. Sin hijos de por medio y con solo dos años de matrimonio con la venezolana Shannon de Lima, esta vez el cantante cerró el acuerdo sin grandes dificultades aunque, eso sí, con generosas compensaciones.

Así, Marc Anthony suma una nueva pensión a su vida: 10.000 dólares el mes tendrá que dar a Shannon, informó Hola US, aunque con una cláusula muy particular: si en 3 años ella se casa otra vez, tendrá que renunciar al dinero mensual.

Curiosamente, en San Valentín Marc Anthony parece que no sintió que sus pasiones le estén llevando a la ruina, sino que insiste en el título de su canción: Amar te hace bien.

¿Qué pasa, además, con las casas que compartieron? Shannon también salió bien parada en esto: se quedará con dos lujosos apartamentos en Miami. ¿No está nada mal, no? Aunque quizá lo más sorprendente es que el divorcio tiene una cláusula de silencio absoluto de Shannon sobre el cantante. No podrá hacer ningún tipo de comentario al respecto de ahora en adelante. Nada de libros autobiográficos, como Jennifer López.

A los 29 años, la modelo venezolana puede despreocuparse por su realidad económica para siempre, si bien es cierto que la separación tuvo un componente bastante humillante para ella, debido a los rumores constantes de reconciliación con Jennifer López y el beso en pleno escenario de los Latin Grammy.

Y, en cualquier caso, ella desde el principio se mostró en paz con la situación y decidió centrarse en el amor a su hijo Daniel. Fue con él, de hecho, con quien pasó el día de los enamorados.

Imagen vía Mezcalent