Jacqueline Bracamontes dice que ha sufrido mucho por ser delgada

Jacqueline Bracamontes confiesa que vivió grandes sacrificios en su carrera, debido a su flacura extrema. Según ella, no le quedaba la ropa. Hoy día, es la actriz y presentadora con uno de los mejores cuerpos del espectáculo, y por eso me cuesta creerlo.

Advertisement

Lee más en ¿Qué Más?: Salma Hayek baila como una odalisca + 18 famosas que cautivan son sus sensuales movimientos (VIDEOS)

De acuerdo con el programa Caiga Quien Caiga de TV Azteca, Jacqueline Bracamontes se encontró con que la ropa le quedaba grande durante las grabaciones de la novela Las Tontas No Van al Cielo de 2008. Esto motivó a la productora Rosy Ocampo a mandarle a confeccionar un nuevo vestuario para su personaje Candy.

Al año siguiente, la ex reina de belleza mexicana actuaba en una conocida telenovela. Contrario a lo que me hubiese imaginado, su delgadez se convirtió en un problema. "Cuando entré a Sortilegio, estaba más flaca que nunca en mi vida, y Carla Estrada me dijo: 'Así no vas a salir'", relató Jacky a la prensa.

Aguantó unos calorones, porque le decían que sus huesitos no gustarían en la pantalla. ¡Pobre! Y, mira lo que contó: "En Mérida, grababa con suéter, y Carla me dijo: 'Tus hombros y tus brazos dan pena, vas a dar lástima en la tele, entonces, hasta que engordes no te voy a quitar los suéteres'. Entonces, yo come y come para que me quitaran el suéter, porque me estaba asando", reveló sobre una etapa que quedó superada.

Ahora tiene el cuerpo que quiere, y tal vez le hayan favorecido sus dos embarazos para lograr su peso ideal. Qué difícil debió ser, pero cuán admirable me parece que hoy en día es que hable de eso sin tabúes, y se convierta en referencia para otras mujeres con la misma situación.


Imagen vía Mezcalent

Topics: jacqueline bracamontes  actrices mexicanas  farandula  famosas delgadas  telenovelas