Edna Schmidt confiesa una terrible enfermedad que la hizo perderlo todo

Edna SchmidtCasi no pude reconocerla, los estragos del alcoholismo la cambiaron mucho físicamente y es ahora Edna Schmidt quien habla sin tapujos de su adicción al alcohol. Fue impresionante escuchar de su boca la tragedia que inocentemente la hizo comenzar a beber, hasta el punto de llegar alcoholizada y presentarse a reportar en vivo frente a millones de televidentes. El alcoholismo a Edna le costó prácticamente todo, su trabajo, sus amistades, su vida amorosa y ahora prefiere saldar cuentas y volver a empezar.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Cristina Saralegui revela la verdadera causa de su alcoholismo

Fueron 9 años de adicción que escaló de tal manera que fue despedida de Univision. Según la periodista, la pérdida de su prometido David, le causó una grave depresión que curo a base de botellas de vino blanco, su bebida predilecta y cada noche, sola en casa, se anestesiaba prácticamente con 2 y 3 botellas de vino a diario.

Lo más triste es que ella pensaba que era una alcohólica funcional y en realidad su problema era un secreto a voces entre todo el equipo de trabajo, al punto de haber sido despedida de su puesto como una de las presentadoras de noticieros a nivel nacional en la cadena Univision. Ella cubría el décimo aniversario de las torres gemelas en Nueva York y salió alcoholizada, no había más que hacer.

Sus declaraciones la realizó al periodista Jorge Barbosa de Univision Chicago, a quien confió finalmente su verdad después de tantos tropiezos. Ahora y después de varios intentos por sanar su adicción, después de haber roto un compromiso matrimonial por su alcoholismo, Edna se encuentra en una etapa de recuperación total y libra su batalla personal con sus propios demonios.

"Tenía una enfermedad mental que puede matar a muchas personas. El primer paso es reconocer que eres impotente ante esta enfermedad y que puede acabar con tu vida", dijo Schmidt en Despierta América.

Me apena mucho que una mujer como Edna Schmidt haya tenido que sucumbir a una adiccion para sanar sus penas y que se haya negado a reaccionar a tiempo, antes de perderlo todo. Pensar que ese asesino escondido llamado alcohol ataca de manera muy silenciosa a sus víctimas y una vez atrapadas, es un círculo vicioso de negación que las lleva directito al precipicio. Es genial que mujeres como Edna y Cristina Saralegui puedan sincerarse de esta manera y ayuden a aquellas que se sienten solas en el mismo dilema.

"A las mujeres que están sufriendo en silencio que sepan que hay ayuda, no hay que tener vergüenza no se cura pero se puede controlar".

Imagen vía Getty Images

Topics: alcoholismo  confesiones  adicciones