Arrestan por narcotráfico diseñador del vestido de quinceañera de Chiquis, la hija de Jenni Rivera

El diseñador mexicano Wilheim Zeda quien hizo el vestido de quinceañera a Chiquis, para la fiesta que le organizó su mamá Jenni Rivera el año pasado, ha acabado con las ilusiones de muchas chavitas. ¡Es algo terrible y descorazonador! No entiendo como alguien puede jugar con un momento tan especial en la vida de una niña, más aún con el presupuesto de muchas familias, pues sus trajes llegan a costar hasta $3.000 cada uno. Este caso tiene a muchos enojados, incluyendo a la familia Rivera.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Esta mexicana es la Quinceañera más famosa del mundo

"Me da mucha tristeza escuchar que los sueños de muchas muchachitas fueron destruídos", escribió Chiquis Marín Rivera en su cuenta de Twitter. "El usó mi nombre para engañar a mucha gente. Incluso, usó el nombre de mi mamá para su conveniencia. ACLARO que él nunca le hizo un vestido a mi mamá".

Según el diario angelino La Opinión, Zeda era buscado por la policía de Los Ángeles, por acusaciones de narcotráfico, y parece que ya está tras las rejas. "Tenemos información que está en custodia, pero no por los cargos que nosotros lo estamos investigando (fraude)", dijo el teniente a cargo de la investigación del Departamento de Policía de Huntington Park.

O sea, una joya. Lo peor de todo es que el desgraciado trató de pegar gallo de volada. Cerró su tienda y dejó plantadas a varias quinceañeras que esperaban con ansias sus vestidos de princesas. Laura Boverie, madrina y tía de una de las supuestas víctimas, explicó al periódico que "le pagamos 2.700 dólares por el paquete (de quinceañera) que incluía copas, muñeca y cojín, pero cuando fuimos a recoger el vestido, el 27 de julio, la tienda ya había cerrado".

Lee más en ¿Qué más?: Vestidos de Disney para que tu quinceañera se vea como una princesa de cuentos de hadas (FOTOS)

La señora Laura explicó que la principal razones por la que ella y muchas otras le encargaban los trajes a Zeda es porque le hizo el de Chiquis. "El vestido ahí lo tenía en su tienda, lo presumía, por eso nosotros llegamos con él", agregó.

Afortunadamente, siempre hay un alma caritativa. La dueña de Paradise Bridal Boutique, Margarita Barajas, se conmovió con el caso y donó 30 vestidos para las niñas afectadas.

Imagen vía Mun2

Topics: diseñadores latinos  jenni rivera  fraude hispanos