La música de Alejandro Sanz siempre logra transportarme a los mejores momentos de mi vida. Sus letras y sus acordes me tocan ese pedacito del corazón que vibra fácil porque está lleno de buenos recuerdos. Aunque me suene muy parecido a discos anteriores, aunque su voz carrasposa no logre las mejores notas, no me importa. Siempre me emociono y con su nueva producción "La música no se toca", que salió a la venta hoy, hasta me emocioné un poquito más.

Me emocioné más porque me identifico con Alejandro en esa necesidad de buscar qué es lo que permanece y de revisar su historia, que en cierta manera es la historia de todas las que nos hemos hecho adultas escuchándolo.

"Sólo os pido que lo escuchéis despacito, que os libréis de preconceptos, que os dejéis llevar por las claridades y lo más profundo de cada nota. Como si no supieráis quién soy. Como quien espera ver algo diferente en un atardecer que se repite millones de veces y aun asi es irrepetible. Dádle una oportunidad a lo desconocido...", pidió el artista a sus seguidores en Twitter.

Así lo hice y en cierta manera, en este disco Alejandro me reveló que siendo de la misma generación, hemos llegado a conclusiones parecidas sobre la vida. "Lo que améis en el tiempo siempre quedará. Quedará cuando no estemos, quedará cuando no estéis", dice "La Música no se toca".

El primer sencillo "No me compares" detonó las carteleras discográficas y no me sorprende porque es Alejandro Sanz clásico.  "Yo soy tu alma tú eres mi aire". ¡Qué guiño a los admiradores y como sigue dejándonos justamente el alma al aire!

Su diálogo con sus seguidores va aún más lejos en su tema "Yo te traigo" puede ser el himno a una relación de años, aunque es dedicado a sus fanáticas de toda la vida. "Es que nuestro amor es a prueba de batallas", nos dice -creo que tiene razón- "Veinte años de la música yo te traigo…mi canción y mi voz tan ronca", me sacó las lágrimas. Me transportó a la primera vez que lo vi en vivo en Caracas en 2001, cuando arrancó su gira "El alma al aire".

Lo que me llama la atención es que Alejandro escribió este disco durante un año atiborrado de momentos determinantes en su vida. Su segundo matrimonio. La muerte de su madre. Aunque, el cantante insiste en que ninguno de esos temas tocó esas experiencias, pero veo entre las letras de las hermosas canciones de amor que trae el disco, vistazos de su relación con su actual mujer  Raquel Perera.

En "Mi marciana" los pedacitos de cotidianidad se asoman y me encanta porque podría estar hablando de mi vida. Claro, expresándose mucho mejor de lo que yo podría hacerlo. "Camino a casa" es una oda a la gente como nosotras que vivimos e lugares ajenos al propio y de vez en cuando sentimos esa necesidad agobiando de volver a esa parte del mundo en la que sentimos que pertenecemos totalmente. Lo mejor, es que acompañándolo está la voz del poeta mexicano Mardonio Carballo recitando en náhualt.

"Andar diciendo" es totalmente pop. "Camino de rosas" suena a clubs dónde lo único que quieres hacer es bailar y  en "Para decir adiós" se oye la huella de Nöel Schajris, de Sin Bandera, con una balada de esas sabrosamente desgarradora.

El disco completo vale la pena. El título específicamente es una especie de reclamo a las consecuencias que ha tenido en el arte de hacer discos los ringtones y servicios de descarga de música, canción por canción. Antes de este cambio tecnológico, los artistas creaban toda una obra, tema por tema. Ahora tienen que capturar nuestro interés en segundos.

Sé que Alejandro buscó hacer una producción que funcione en muchos ambientes, y realmente lo logró. La mezcla de ritmos, con ese toque flamenco que lo caracteriza y que él mismo reconoce que no puede evitar, te puede acompañar perfectamente en el auto, en el tren, mientras limpias la casa, o trabajas, o haces cosas con los niños. Pero yo, creo que el momento perfecto para escucharlo es en la cama, cuando quieres un ambiente sexy y sensual. Te aseguro que si lo pones en un momento de intimidad te vas a enamorar otra vez.

Aquí te dejo con el vídeo de "Se vende":

 

Su novena producción 1

Su novena producción

Imagen via Twitter @Alejandro Sanz

Qué emocionante debe ser que después de meses de trabajo, te llegue todo tu esfuerzo empaquetado en una cajita que regala música y poesía.

Advertisement

En auto por la capital de México 2

En auto por la capital de México

Imagen via Twitter @Alejandro Sanz

El cantante afirma que siempre va con la ventanilla abierta, porque los gases emitidos por el aire acondicionado incrementan el problema ambiental.

Advertisement

Ni punto de comparación 3

Ni punto de comparación

Imagen via Twitter @Alejandro Sanz

Con la gente de su nueva disquera Universal Music, cuando el primer sencillo "No me compares" comenzó a alcanzar altos niveles de ventas.

Hacia la rueda de prensa 4

Hacia la rueda de prensa

Imagen via Instagram @AlejandroSanz

Alejandro Sanz ante periodistas en México ante los que presentó su primera producción en tres años "La música no se toca"

Advertisement

Herramientas de vídeo 5

Herramientas de vídeo

Imagen via Instagram @AlejandroSanz

Alejandro nos enseñó esta foto en Instagram como su nombre estaba en la claqueta tradicional de vídeo.

Advertisement

Un piano compañero 6

Un piano compañero

Imagen via Instagram @AlejandroSanz

En ese piano, el cantante está practicando para a la gira internacional, que en estos momentos le lleva por todo México.

Advertisement

La portada del disco 7

La portada del disco

Imagen vía Universal Music

Esta es la portada del nuevo disco de Alejandro Sanz "La Música no se toca", que salió a la venta hoy.