No sé si en todos los países y en todas las culturas pasa lo mismo, pero en mi país "los primos" son muy importantes. Al menos en mi familia --que no es muy numerosa-- lo son. Crecí junto a  mis primos. A pesar de que vivían en otra ciudad, pasábamos las vacaciones juntos ¡y era una fiesta!  Aunque habían encontronazos, peleas, lloradera, castigos y chancletazos, mis primos, los "Vega León" --mi hermano y yo somos los "Torres León"-- siempre han estado ahí para nosotros. A pesar de que somos adultos y que cada cual ha hecho su vida, estoy segura de que a la hora de necesitarnos bastará con una llamada para que cualquiera salga al rescate del otro.

Hoy me dio por hablar de los primos, porque una de las consecuencias de haberme convertido en inmigrante es la lejanía de mi familia. Mis hijos han crecido solitos. Para ellos, sus primos son una referencia más que una presencia. Por estos días nos están visitando mi prima y su hijita --mi sobrina y ahijada--, quien representa lo más cercano que existe de la imagen de una hija para mí, que soy mamá de dos varones.

La complicidad entre mi prima y yo es tácita. Ella me ve y sabe lo que estoy pensando, nos comunicamos sin necesidad de hablarnos, pero nuestros hijos, mi hijo mayor y su primita, se han comportado como perro y gato, como el aceite y el vinagre. A ratos me preocupo, a ratos me río. Ambos están tan celosos el uno del otro, que están a punto de moderse los codos. Mientras mi niño menor está totalmente enamorado de su prima; la llama "mi niña" con un tono de príncipe suspirando en un cuento de hadas. A los grandes les tocará entrar por el carril. Yo sí creo que la sangre llama --como decía mi abuelita--. Ayer, mi prima les explicó de una manera muy bella que ellos están para protegerse el uno al otro. Nada más cierto.

No sólo están para protegerse sino para quererse y acompañarse, porque su familia tampoco es amplia y ellos --al menos hasta ahora-- son la única extensión familiar contemporánea que tienen. Estoy segura de que en unos meses más se encontrarán en el camino del afecto. Para ello debemos trabajar mi prima y yo, para demostrarles con ejemplo que los primos son lo más cercano que uno tiene a un hermano.

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Imagen vía Vicglamar Torres

About the author

Vicglamar is a journalist by profession, though she spent a couple of years studying pre-med before changing her major to communications. She has worked at the most prestigious newspapers in Venezuela. She had her first child when she moved to United States almost seven years ago and now has two boys affectionately nicknamed Trueno (thunder) and Relámpago (lighting).

Read More
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading

Oje

MUY LINDO Y CIERTO....PERO CREO QUE HAY AMIGOS QUE SON MÁS QUE PRIMOS...INCLUSO QUE HERMANOS.....

1-1 of 1
To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...