Es admirable ver cómo alguien puede sacar el lado positivo de una tragedia. Jalil López, recibió un golpe a los 16 años, cuando su madre falleció. "Se enfermó y no pudimos hacer nada. Su corazón comenzó a crecer y crecer, hasta que llegó un momento en que no pudo seguir funcionando y falleció", comenta el joven, cuyas tragedias familiares no terminan allí. Tras la muerte de su mamá, su padre cayó en una profunda depresión que lo fue minimizando físicamente. "Sus riñones comenzaron a trabajar mal porque le dieron unas medicinas que le hicieron daño", dejó caer Jalil, con las ganas de evadir el pasado aflorando en su tono de voz.

Con el corazón roto y la perdida retumbando en sus oídos, el adolescente consguió tres pilares en los cuales refugiarse: sus hermanos, su fe y la música, siendo esta última disciplina además su derrotero profesional.

Con tan sólo 19 años firmó contrato con una disquera, de allí saboreó el éxito con los sencillos "Headed to the top" y "America's most wanted", hasta que después de algunos años, ha decidido probar suerte con la bachata, volviendo a sus raíces. "Mi mamá era de Puerto Rico y mi papá hondureño. Yo crecí en Newark [una barriada popular de Nueva Jersey], donde había de todo en las calles. Lo más suave que había era drogas. ¡Así que imagínate!. La música siempre ha sido como mi ángel de la guarda, así que con ella también quiero rendirle como un homenaje a mis padres. Y me gusta mucho hacerlo en español. Mi mamá no tuvo tiempo de verme como un cantante profesional, mi papá si vio un poquito más. Quiero además que mis hermanos se sientan orgullosos de mí. Nosotros somos muy unidos."

Jalil tiene tres hermanos, junto a quienes enfrentó el duro golpe de la orfandad y quienes lo han apoyado en este sueño musical. "Ellos siempre me dicen que yo soy un hombre fuerte y que siga adelante", comenta el bachatero cuyo disco saldrá al mercado próximamente. Aunque nos da un abreboca con el sencillo "Princesa mía".

Cuando uno escucha a Jalil López hablar, -como madre- se conmueve y se emociona. Este artista perdió a sus padres en una edad tan difícil, de tanta transición como la adolescencia y siguió adelante. Luchando y trabajando por ser un artista, por ser un hombre de bien. Este muchacho tiene una capacidad de asumir las lecciones que le da vida de una forma tan positiva, que incluso dice que a pesar del inmenso dolor que sintió al peder a su madre: "me enseñó una cosa buena y es que nos unimos más a mi papá. Cuando mi mamá estaba, ella era todo en la casa. Le pedía permiso a ella para salir, para hacer las cosas. Cuando mi mamá ya no estaba, me acerqué más a mi papá y eso hizo que tuviera una relación más cercana con él".

Entre tú y yo, dime que esta frase de este joven artista no es como para arrancarle lágrimas a cualquiera.

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Mira el vídeo de "Princesa mía":

 Imagen vía Pina Records

About the author

Vicglamar is a journalist by profession, though she spent a couple of years studying pre-med before changing her major to communications. She has worked at the most prestigious newspapers in Venezuela. She had her first child when she moved to United States almost seven years ago and now has two boys affectionately nicknamed Trueno (thunder) and Relámpago (lighting).

Read More
Filed Under: array
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading

To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...