Quién podría imaginarse que esta villana que ha destilado maldad pura en un montón de telenovelas,  en la vida real es más buena que un pan. Sin embargo, la venezolana Dad Dager confiesa que hacer de mala le ha hecho mucho bien. "Además, este tipo de personajes [los villanos] están mucho más servidos, porque le puedes sacar mucho provecho", dispara con una simpatía que asusta. También reconoce que sacarle lágrimas a la gente es mucho más fácil que hacerlos reír. "La comicidad tiene como un tempo actoral que es difícil encontrar para que no decaiga el ritmo de la producción", confiesa la actriz que da vida a Clementina "La Nena" en la telenovela Relaciones Peligrosas de Telemundo.

Para la estilizada actriz, el público recuerda con mayor facilidad a los malvados que a los buenos de la partida ¿qué irónico, no? Sin embargo, eso no significa que  esté cosida  o encasillada en los villanos. De hecho, le encanta interpretar todo tipo de personajes, en distintos medios, siendo el séptimo arte su consentido. "Me encanta el cine, aunque mi experiencia ha sido mucho más amplia en la televisión".

Pero esta mujer, capaz de tener mil identidades y varias caras, no es de las que tiene una historia de esas de pasión por las artes escénicas desde la infancia. Ni de las que se ponía los tacones de su mamá para interpretar personajes frente al espejo –aunque a lo mejor lo hacía en secreto-. Dad Dager es arquitecta de profesión, carrera que estudió casi para complacer a su padre. La escuela de arquitectura le dejó  una manera de pensar estructurada y analítica que la acompaña cotidianamente y que además le permitió, cumplir el sueño de su padre, que anhelaba verla graduada de arquitecta para que trabajara junto a él, quien era ingeniero civil. Dad, diseñó junto a su padre varios proyectos –incluyendo su propia casa-, una propiedad enclavada en el Ávila, pulmón vegetal de Caracas.

"Pudimos diseñar juntos esta casa que era de verdad un sueño de ambos", comenta nostálgica, mientras rememora las discusiones que sostenía con su padre durante el proyecto, al tiempo que esos buenos recuerdos se convierten en el mejor tributo que puede rendirle en la víspera del Día del Padre.

Todo el amor, el apoyo y la entrega que Dad Dager recibió de su familia, son las raíces que sustentan su relación con el pequeño Matías, su hijo y el centro de su vida.

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

"Siempre soñé en poder dedicarme a mis hijos el día que me conviertiera en madre. Quería tener el tiempo para estar allí, verlos crecer y criarlos. Gracias a Dios he tenido la bendición de que mi horario de trabajo se compagina con mi rutina como mamá", comenta esta Mamá Latina, a quien no podíamos dejar de preguntarle cuáles son sus secretos de belleza, porque con un cuerpo como el de ella y una agenda tan ocupada, algo debe hacer para verse así.

 "Mira, yo te diría que lo más importante es tener buen humor. El buen humor aleja las arrugas. Así que a sonreír mucho".

Otra cosa muy importante para ella es "aprender a comer. Tenemos que estar conscientes de lo que comemos. En mi caso, no como carnes rojas, pero no digo que todo el mundo tenga que eliminarlas, pero uno debe controlar lo que come. Uno no puede pretender que se va a ver bien físicamente si come pizza todos los días. Hay que comer ensaladas, vegetales y cuidar la boca".

Además de cuidar los alimentos, esta escultural latina dice que hay que seguir al pie de la letra el viejo dicho de "almuerza como una reina y cena como un mendigo, porque no falla". Además de tomar mucha agua.

Vamos a ver si siguiendo estos consejos, de esta actriz que además es una entrenadora certificada, al menos se nos desaparecen los desagradables "rollitos" de la barriga.

Mira a Dad en una de las escenas de sus telenovela, al igual que en la entrevista que concedió a Jaime Bayly para hablar de su personaje en Telemundo:

 

Imagen vía Media Connection

About the author

Vicglamar is a journalist by profession, though she spent a couple of years studying pre-med before changing her major to communications. She has worked at the most prestigious newspapers in Venezuela. She had her first child when she moved to United States almost seven years ago and now has two boys affectionately nicknamed Trueno (thunder) and Relámpago (lighting).

Read More
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading

To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...