Como buena novelera, anoche serví la cena temprano y me senté a las siete a disfrutar el primer capítulo de la nueva novela de Univisión Un refugio para el amor. Usualmente es imposible para mí seguir una novela tan temprano, pero no me quería perder cómo hacía Gabriel Soto para adueñarse de un papel que ya ha pasado por las manos de algunos de los grandes actores de la televisión en español.

Después de todo, Un refugio para el amor es la quinta encarnación de una de las novelas que más recuerdo de mi infancia: La Zulianita, escrita por la cubana Delia Fiallo para Venevisión en 1977. El clásico fue protagonizado por Lupita Ferrer (mucho antes de que comenzara a soñar con Hollywood) y José Bardina. Imagínense la época, que fue grabada en blanco y negro y con una escenografía súper austera.

El primer remake lo hicieron en Argentina en 1985, cuando Grecia Colmenares (Topacio) comenzó a trabajar en el Cono Sur.  La novela fue bautizada como María de Nadie, con el galán Jorge Martínez. Dos años después Venezuela trató otra vez la fórmula, ya conocida como ganadora, y sacó al aire otra versión: Maribel, con Tatiana Capote, Lilibeth Morillo y Luis José Santander.

En 1995, la novela llegó a Miami con un elenco internacional, esta vez con el nombre de Morelia. ¿Se acuerdan? Los papeles protagónicos estuvieron a cargo de Alpha Acosta y Arturo Peniche. Casualmente, Lupita Ferrer también trabajó en esta novela, pero como la madre del protagonista masculino.

He de reconocer que Gabriel Soto arrancó bien anoche. Esta vez el personaje, Rodrigo Torreslanda, es un hombre aventurero con pasión por los deportes extremos y la naturaleza. Se veía guapísimo con sus anteojos de sol Ray ban Aviators y sus cuerdas de montañismo.

En el primer capítulo, los actores fueron tan importante como el maravilloso paisaje. Zuria Vega bien, aunque con las cejas demasiado depiladas para ser una chica indígena. Ahora habrá que ver cómo es la adaptación de la novela. Espero que hagan mucho más que darles a los personajes teléfonos celulares y poner a las niñas ricas a estudiar mandarín. ¡Los tiempos han cambiado bastante desde 1977 y las mujeres sabemos que podemos superarnos sin esperar por el galán millonario!. Aquí te dejo la entrada del la novela, y para que veas cómo fue la primera versión, un comercial promocional de La Zulianita.

 

Imagen vía The Grosby Group

About the author

Alicia Civita lives in Florida, with her Argentinian husband, her two boys, 7 and 10 years old, her two rescued pit bulls, a parrot, and a red bearded lizard. She has lived and written from Caracas, Madrid, Rio de Janeiro, Buenos Aires, and New York, among other cities. Since becoming a mom she has learned to sew, craft, and play videogames. She dreams with hosting a party with all of her Facebook friends.

Read More
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading

To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...