Olga Tañón: una gran madre ante todo

 ¿Para qué vamos a decir que Olga Tañón es un ícono de la música latina alrededor del mundo? Eso lo sabe hasta el gato. O que ha arrasado con cuánto premio de la música que existe, incluyendo el Grammy.  También es la artista con el mayor número de Premios Lo Nuestro. Que su música le ha dado la vuelta al mundo y que en nuestros países –al menos en Venezuela- uno dice su nombre y ya la gente empieza a bailar. ¿Para qué vamos a hablar de lo que todo el mundo sabe? Es una gran artista y punto.

Advertisement

Tiene una voz privilegiada ¿o acaso no lo certificaste durante el homenaje que junto al gran Gilberto Santa Rosa le ofrecieron a Marc Anthony durante los Premios Billboard? Compone con un sentimiento y una calidez, que es capaz de ponerle ritmo a lo que todas quisiéramos decir o es que no has escuchado el tema "Flaquita o gordita".

Tiene un carácter  fuerte y una personalidad que la hacen imponer su criterio. ¿Olvidaste cuando se presentó junto a Juanes y Miguel Bosé en el concierto "Paz sin fronteras", al que fue contra viento y marea?  Ahora bien, lo que más admiro de Olga Tañón es que pese a la fama de la que goza y de la apretada agenda que lleva es una gran madre. Recuerdo que una vez la estaba entrevistando. Su publicista nos había dado media hora y nos pasamos más de una hora conversando. Hablábamos de su hija mayor Gabriela. Le dije: "Olga, me van a matar. Se nos acabó el tiempo". Con su acostumbrada simpatía me dijo: ¿Cómo me van a cortar la entrevista si yo estoy hablando de lo más importante para mí en la vida? Antes que nada soy una madre. Ese es mi premio mayor". También me dijo que discutía con frecuencia sobre la importancia de darles calidad y cantidad de tiempo a los niños, que eso de estar con ellos cinco minutos de "calidad" al día era una mentira que algunos padres ocupados se inventaban.

Antes de que me preguntes por qué me dio hoy por hablar de Olga Tañón, pues porque se presenta este sábado 12 de mayo en el Lehmann Center for the Performing Arts, en el Bronx. Estoy segura de que pondrá a bailar a la gente de principio a fin. No en vano le dicen la "Mujer de fuego". Aunque yo la apodaría de esa manera más por la forma como se comporta en la cotidianidad que por su brillante e intachable carrera.

Olga Tañón es una verdaedra mujer de fuego, una latina de fuego, porque es una mujer ejemplar que se ha sobrepuesto a divorcios, a enfermedades de sus hijos. Ha sabido combinar una carrera competitiva y exigente con su rol de madre. Ha mostrado sus sentimientos públicamente, -como cualquier latina- ha pedido a sus fanáticos que recen por su padre, por su hija –tal y como tú y yo lo hacemos a través de las redes sociales cuando lo necesitamos-. Olga Tañón es una mamá como cualquiera de nosotras que enaltece nuestro género con cada una de sus acciones. Así que al menos yo, no me la pierdo este sábado en el Lehman Center for the Performing Arts.

Aquí te dejo con ella para que disfrutes de su gran voz

Topics: famosos  celebridade  latinos famoso