¿A quién le gusta aceptar los efectos de la ley de la gravedad en su propio cuerpo?  Me atrevería a decir que a casi ninguna mujer latina, diosas de la feminidad y la coquetería. La carrera  contra los efectos del tiempo ha encontrado históricamente aliados en la medicina y la cosmética. Justamente, hace diez años la  Administración de Drogas y Alimentos (FDA), organismo estadounidense que regula procedimientos y medicamentos que pueden ser utilizados en Estados Unidos, dio luz verde al botox, santo patrón de todo el que quiere evitar que se cumpla aquello de que todo lo que sube tiene que caer.

Con una década en el mercado, este producto ha sido santificado por muchos y satanizado por otros. Todavía existen muchos mitos y dudas con relación a este medicamento. Yo te diría que si decides recurrir a él, lo principal es que te asesores bien. Consulta con un profesional de la salud. No importa si los costos se eleven un poco. Siempre he pensado que es preferible pagar un poco más con tal de garantizar mayor efectividad en los resultados.  Recuerda el viejo dicho: ¡zapatero a su zapato! Y con el perdón de quien se vea afectado, no creo que se la misma experticia la que pueda tener alguien que sea profesional de la cosmetología o de la medicina, la pueda tener quien haga un cursito de tres días de cómo aplicar botox. ¡Así que cuidado!

De acuerdo a un artículo publicado por Lisseth Pérez en el periódico neoyorquino El Diario, el dermatólogo Omar Torres de la clínica Cosmetic Surgery NY, en Manhattan, clarificó algunos mitos que rodean al botox:"Lo primero que puedo decir es que es un medicamento bastante seguro. Se ha comprobado una y otra vez que previene el envejecimiento, porque al no poder arrugar algunos músculos de la cara, las líneas de expresión no se desarrollan", comentó el galeno, quien aseveró que los efectos de este medicamento duran entre tres o cuatro meses.

Si bien no existe una edad apropiada para empezar a aplicarlo o dejar de hacerlo, el doctor Torres dijo que tiene pacientes de 20 años que lo usan y que una vez, llegó a su consultorio un señor –quien mantenía un romance con una mujer más joven- y le pidió que se lo aplicara, cuando "en realidad a esa edad no hay botox que relaje esas líneas de expresión, pero el paciente dice haber sentido que le quité 10 años de encima".

A pesar de los pro y los contra que rodean al medicamento, hombres y mujeres pontifican su uso. Muchas celebridades latinas han usado y abusado de sus bondades, así como de las cirugías plásticas, al punto que sus rostros han cambiado radicalmente. Aquí te presentamos a algunas para que nos digas si te parece que el cambio ha sido para bien o para mal.  

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Images via The Grosby Group

Las famosas que usan o abusan del botox

1 of 6
Imagen vía The Grosby Group

Maribel Guardia

Con lo guapa que está la costarricense actriz y conductora, no me importaría inyectarme botox o pasar veinte veces por el quirófano con tal de verme como ella

ADVERTISEMENT
About the author

Vicglamar is a journalist by profession, though she spent a couple of years studying pre-med before changing her major to communications. She has worked at the most prestigious newspapers in Venezuela. She had her first child when she moved to United States almost seven years ago and now has two boys affectionately nicknamed Trueno (thunder) and Relámpago (lighting).

Read More
Filed Under: array
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading

abuelita

De acuerdo siempre debe ser consultado el profesional medico,nunca,nunca seria lo mismo;sin animos de ofender e inclusive un medico bien acreditado porque de que existen piratas",esisten y lo mismo un buen cosmetologo/a, no se expondria sino ve el dictamen por el medico.

1-1 of 1
To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...