Portada de revista para hombres sensual sí, racista también

La controversia puede ser buena para algunos negocios, atrayendo más atención a un producto que de otra manera pasaría por "desapercibido". El que se utilice la misma adrede como parte de una estrategia de venta es un riesgo calculado que muchas veces puede considerar una empresa necesario. Y claro que yo no estoy diciendo que éste haya podido ser el caso con la más reciente portada de FHM, una revista para hombres publicada por la casa editora Summit Media, en Filipinas. 

En la misma, aparece la hermosa y sensual Bela Padilla, junto a las palabras 'Bela Padilla sale de las sombras'. Nada malo con eso ¿no? Lo que sí despertó gran controversia es que la actriz de tes blanca está fotografíada entre un grupo de modelos negras. 

¿Hay algo malo con la portada de FHM que ha sido vista como muestra de racismo?

Advertisement

"¡REPUGNANTE representación de #racismo en las Filipinas!", leía un tweet en estos días. Cientos de personas se han sumado a una demanda a que la revista quitara la portada y ofreciera una disculpa. 

Yo siempre digo que la interpretación es un arma de doble filo. Si deseamos buscarle algo malo a algo se lo encontraremos de seguro. Sin embargo, esta portada "puso la bola por el plato", como diríamos por ahí. Era demasiado fácil criticar, a pesar de que tanto la publicadora como la actriz misma aseguraron estar sorprendidos de la reacción negativa ante una portada de la cual estaban muy orgullosos. "No teníamos intención de discriminar a nadie de ninguna manera", dijo Padilla. 

Para Padilla, la rápida controversia puso la luz pública sobre su persona, tanto en forma de tweets negativos como los positivos, y entrevistas por parte de los medios. "Me dió pena el lenguaje tan fuerte que se puede usar, cómo te hablan. No me considero estúpida para que se refieran a mi de esa manera. No tienen que llamarme nombres", respondió la actriz. Incluso con todas las inconveniencias y sinsabores que ha vivido ha raíz de esta situación, Padilla dice el apoyo que ha recibido por otro lado ha sido algo positivo de todo esto. 

Si bien estoy de acuerdo que la portada en cuestión fue de mal gusto y que el tono racista salta a la vista de cualquiera, la búsqueda de lo provocativo por parte de la publicadora (posiblemente de desencadenar controversia para aumentar sus números) le costó un poco cara a la revista que terminó cambiando su portada, así como el titular en la misma. "Quiero destacarme por mi propio nombre", dicen actualmente las palabras junto al rostro de la actriz. 

A ver con qué otra ocurrencia nos llaman la atención en el futuro...

¿Será que con esta portada irónicamente Padilla logre 'destacarse por su propio nombre'? 

Image via The Telegraph

Topics: array