Cinco regalos que le daría a Javier Bardem en su cumpleaños

Está cumpliendo 43 años hoy. Se llama Javier Ángel Encinas Bardem y nació en medio de una familia de actores. A su edad, ya ha conquistado la industria cinematográfica del mundo entero. Ha ganado cuánto premio existe, incluyendo el Oscar como Mejor Actor por su magistral interpretación del psicópata Anton Chigurh, en la cinta No Country for Old Men, donde además de hacer gala de una gran actuación, también se dejó ver con el corte de cabello más ridículo que alguien podía imaginarse.

Aunque para mí su gran papel ha sido el del activista y poeta Ramón Sampedro, quien decidió optar por la eutanasia como salida a su tormento. Bardem en la piel de Sampedro o viceversa es incomparable e inolvidable.

Advertisement

El cine lo aclama y se lo ha demostrado otorgándole galardones como el Globo de Oro, el SAG, el BAFTA, el Goya, el premio al Mejor Actor del Festival de Cannes y otra decena de reconocimientos más.

Ha trabajado con luminarias de la cinematografía mundial como Joel Coen y Ethan Coen, Woody Allen, Alejandro González Iñárritu, Pedro Almodóvar, Miloš Forman, Alejandro Amenábar, Julian Schnabel, Álex de la Iglesia, Bigas Lunas y algún otro que seguramente estoy olvidando.

Además de que en el 2010 se casó  -en una de ésas súper secretas ceremonias de las celebridades de las que se entera el mundo entero- con Penélope Cruz, una de las mujeres más atractivas del ambiente del cine, con quien concibió al pequeño Leo, quien nació el 22 de enero del 2011.  Bardem,  también es un conocido activista a quien nunca le ha temblado el pulso para decir a los cuatro vientos lo que piensa, tal y como lo hizo en el 2005, después de que se legalizara el matrimonio entre personas del mismo sexo en España, época en la que se vio vuelto en una controversia, porque él además de defender activamente el derecho de los homosexuales a contraer nupcias, dijo que si fuese gay se casaría "mañana mismo, sólo para joder a la Iglesia".

Javier Bardem es sinónimo a la encarnaración del éxito ¿No te parece?  Pero aún así, siempre hay algo que podamos regalarle a alguien. Se me ocurre que elaboremos juntas una lista de las cosas que podríamos darle a Bardem en este cumpleaños:

1)      Una cirugía plástica en la nariz. A pesar de que el actor español es  guapísimo y su nariz torcida es como una marca personal ¿Qué tal si se la enderazmos un poco?

2)      Un curso de manejo. Él ha dicho en varias entrevistas que se siente "incapaz" de conducir un automóvil a menos de que sea caracterizando un personaje en una película.

3)      Una cita al terapueta. ¿Crees que un psicólogo podría ayudarlo a vencer el miedo a manejar?

4)      Unas horas libres para que pueda dormir. Eso de ser un actor con una agenda súper ocupada y a la vez ser el papá del pequeño Leo, debe tenerlo lejos de la cama, así que mi querido Javier: ¡tómate una siesta!

5)      Una cita romántica con Penélope Cruz. ¿No necesito explicarte por qué, verdad?

Image via Splash News

Topics: array