¡Chanfle! Chile, Chespirito y su famosa torta de jamón

En 1995, la revista para la que escribía en México me trasladó a sus oficinas centrales en Santiago de Chile. Era mi primera vez en Sudamérica y nunca había visto en persona a mis colegas chilenos, con los que sólo me había comunicado por teléfono. Tan pronto me instalé en un escritorio, uno de los diseñadores se acercó a mí y me lanzó una pregunta que seguramente le había rondado por la cabeza durante varios años:

-- "¿Qué es exactamente una torta de jamón?"

Su pregunta me mató de la risa. ¡Claro! los chilenos también eran mega-fans del Chavo del Ocho, pero si algo les hacía "ruido" era aquello de la "torta de jamón". En Chile, pronto descubrí, una "torta" era lo que en México llamamos un "pastel".

Advertisement

Pasó muy poco tiempo antes de darme cuenta de que chilenos, argentinos, colombianos y venezolanos por igual adoraban a Chespirito casi tanto como los mexicanos, que ya hace rato lo habíamos elevado al estatus de superhéroe.

¿Y cómo no? Que me venga a decir cualquier mexicano, o mexicana, que en su casa no se repetían por lo menos una vez al día una o varias de las frases célebres del Maestro Chespirito en cualquiera de sus representaciones (El Chapulín, El Chavo, El  doctor Chapatín o Chaparrón). 

Y es que, pensándolo bien, las frases chespiriteanas sirven para todo.

¿Lastimaste a alguien sin querer? = Fue sin querer queriendo
¿Dijiste algo que no debías o hablaste de más? = ¡Se me chispoteó!
¿Lograste algo genial cuando nadie se lo esperaba? = ¡No contaban con mi astucia!
¿Está alguien a punto de perder los estribos? = ¡Que no panda el cúnico! 

¡Qué ganas de decirle: "GRACIAS" a Chespirito!... GRACIAS por tantos años y tantas risas... Pero mejor no, porque seguro me contesta con un: "No hay de queso, nomás de papa".

Image via YouTube

Topics: actore  estrellas latina  famosos  celebridade