Santaye pone todo su 'Corazón' en Premio Lo Nuestro

Al igual que muchos artistas, Santaye sabía desde niña que iba a dedicarse a la música. Andaba con un cepillo en la mano todo el día y cuando le preguntaban algo lo alzaba y emulaba un micrófono. Lo usaba para cantar y cantar todo el día. Cuando no se sabía un tema, la música o la letra, pues hacía su propio arreglo y lo inventaba, pero no se quedaba callada.

Los sueños infantiles fueron cobrando forma con mucho trabajo. Esta muchacha de origen dominicano se mudó a Miami con el fin de luchar por alcanzar la meta de verse profesionalmente frente al micrófono.

 Lee más en ¿Qué más?: Calentando los motores para Premios Lo Nuestro

Advertisement

De a poco, le fue dando forma a Corazón, su primera producción discográfica, cuyo primer sencillo "Lo que por ti yo siento", logró posicionarse en uno de los primeros lugares de las listas Billboard. Además de que mañana estará compitiendo en la terna de Mejor Artista Femenina Tropical del Año, en los Premios Lo Nuestro.

"Para mí el simple hecho de estar nomindada es ya algo muy grande", dice la cantautora con una voz tan dulce como la que se le oye en sus canciones de bachata, género en el que decidió hacer carrera profesional. Todos los temas del disco Corazón son de Santaye. "Me gusta mucho escribir. Creo que haciéndolo uno puede mostrarse al público tal y como es. Hay mucha honestidad en un artista a la hora de escribir, y creo que una de mis características es esa justamente, que soy muy honesta. Además, no podría ser de otra manera porque siempre pienso que tengo que darle el ejemplo a mis hermanos".

Cuando Santaye, habla de sus siete hermanos se emociona. "Nos llevamos muy bien. Ellos son mi motor, mi inspiración. Hay tres mayores que yo y cuatro menores. Hablamos mucho, los mayores están siempre muy pendientes de los más pequeños, y los más pequeños nos respetan. Me siento muy feliz y muy bendecida de tener a mis hermanos".

Una de las cosas más lindas es que los ocho hermanos nacieron en los dos matrimonios de su padre. A esta familia debemos aplaudirle el hecho de que a pesar de ser de dos matrimonios diferentes lograron unirse y reconocer su hermandad. Conozco algunas personas que no son afines a sus hermanos si han nacido de otra unión de pareja de alguno de sus padres. De hecho, hay muchos que utilizan el término –medio hermano- .

Creo que la hermandad es como el embarazo: uno no puede estar medio emparentado con su padre, su madre, sus hermanos o sus abuelos. Son vínculos definitivos.  Es más, te cuento que una de mis mejores amigas no acepta ni reconoce a los hijos que su padre tuvo en unión libre con una señora después de haberse separado de su madre. Nunca me he metido en eso porque las decisiones familiares –en mi opinión- entran en el terreno de la intimidad. Sin embargo, celebro a los hermanos que se mantienen juntos a pesar de que uno de sus padres sea distinto ¿Qué opinas tú?

Mientras reflexionamos un poco sobre el tema, te comparto el vídeo de Santaye cantando "Lo que por ti yo siento":

 

 

 

Imagen vía Media Connection

Topics: array