Eva Mendes es una madre soltera muy inmadura

Criar a un hijo es quizás la tarea más retadora e importante que se nos presenta en la vida. Pero debe ser aún más difícil para las madres a quienes les toca criar solas a sus hijos, sobre todo cuando los hijos llegan a la adolescencia.

Me imagino que la cotidianidad de una madre soltera debe ser mucho más complicada y agotadora de la de quienes tenemos la ventaja de ver crecer a nuestros hijos en pareja ¿Qué crees tú?


Advertisement

Me pongo en los zapatos de todas las mujeres que han sido madres adolescentes y les ha tocado llegar a la adultez, a esos años en los que todavía tienes ganas de salir a bailar, a rumbear y a la vez tienes que lidiar con las preocupaciones típicas de una ama de casa y más aún de la mamá de una adolescente. Éste es el tema que toca la película más reciente de Eva Mendes, que veremos en la cartelera el próximo mes de mayo, titulada Girl in Progress. 

En la cinta, Grace (Eva Mendes) es una mujer demasiado ocupada trabajando duro para pagar las cuentas y viviendo su propia vida, al punto de que se olvida que tiene una hija llamada Ansiedad (Cierra Ramírez), cuyas hormonas han empezado a hacer de las suyas. Ya no es una niñita, pero sigue necesitando los cuidados y la atención que sólo una madre pueden brindarle.

Lee más en ¿Qué más?: Jamie Lynn Spears is exactly the reason we need Planned Parenthood

Resulta que en una clase de inglés, la maestra (Patricia Arquette), le cuenta a sus estudiantes algunas historias sobre el despertar sexual de las niñas, en las cuales Ansiedad encuentra un motivo inspirador para comenzar a vivir su propia historia, en la que además su madre no está en los planes.

A partir de allí, la vida de Grace cambia en la lucha por recuperar a su hija, y se da cuenta que ha estado perdida de sí misma por largo tiempo.

Girl in Progress, quizás nos dibuja lo que es la realidad de mucha gente: inmadurez. La adultez no se mide por la edad, sino por la madurez con la que enfrentas la vida. ¿Conoces a alguien que tiene 30, 40 ó 50 años y continúa actuando como si fuese un jovencito de 20? Yo sí conozco a varias personas personas así. También tengo amigas, cuyos hijos parecen sus padres y no al revés, quizás porque cuando mis amigas se convirtieron en madres eran aún muy jovencitas.

Sin duda este tema da mucha tela para cortar porque cada caso es aislado y particular y no creo que exista una edad apropiada para ser madre, pero si creo que hay que tener cierto nivel de madurez ¿Qué piensas tú?

Aquí un adelanto de la película:

Image via Pantelion Films