Ahora que estamos en época de transición entre invierno y primavera, el momento es el mejor para consentirte de pies a cabeza con una buena humectación. Quiero compartirte unos consejos naturales supersencillos para revitalizar la piel de tu rostro y cuerpo. 

Lee más en ¿Qué más?: 12 Recetas milagrosas para levantar tus senos

Imagen vía Thinkstock

Pétalos de rosa 1

Pétalos de rosa

Imagen vía Thinkstock

El agua de rosas es uno de mis productos de belleza favoritos. Si no la tienes a la mano, puedes macerar unos cuantos pétalos de rosa con agua mineral, y aplicar la pasta sobre tu rostro. Déjala actuar por 15 minutos y enjuaga con agua fría sin usar jabón. 

Advertisement

Lechuga 2

Lechuga

Imagen vía Thinkstock

Este vegetal contiene propiedades múltiples para el cuidado de la piel. Para hidratar tu rostro –o cualquier otra parte de tu cuerpo que lo necesite– solo debes hervir unas hojas de lechuga por 10 minutos, dejar enfriar y usar el líquido como tónico sin enjuage, aplicándolo con un algodón. 

Advertisement

Banano 3

Banano

Imagen vía Thinkstock

Para hacer esta mascarilla, tritura un banano mediano, y mézclalo con una cucharada de miel y 10 gotas de limón. Aplícate la mezcla, y déjala actuar durante 15 minutos —una o dos veces por semana. Evita exponerte al sol mientras tengas la mezcla en tu rostro. 

Yogur natural 4

Yogur natural

Imagen vía Thinkstock

El yogur es la base de mascarillas maravillosas que te ayudan a tener la piel humectada, joven y suave. Para hidratarla, mezcla una cucharada de yogur natural con una de miel y unas gotitas de limón. Aplica la mezcla sobre tu rostro, y déjala actuar durante 45 minutos. Retírala con agua templada, sin usar jabón. 

Advertisement

Suero 5

Suero

Imagen vía Thinkstock

El suero de la leche de vaca es un hidratante excelente, que dejará tu piel fresca y renovada. Lo único que tienes que hacer es ponerte un paño limpio, humedecido en el suero, sobre el rostro durante cinco minutos. También puedes usarlo en otras partes del cuerpo.

Advertisement

Miel 6

Miel

Imagen vía Thinkstock

Este es uno de mis ingredientes favoritos de humectación. Utilizo esta mascarilla en todo el cuerpo una vez a la semana, pero si no te anima tanto, puedes hacerlo solo en el rostro. Mezcla partes iguales de miel y aceite de almendra, agrega unas gotitas de zumo de limón. Mezcla todo muy bien hasta lograr una pasta consistente. Aplícala en tu piel, déjala actuar de 10 a 15 minutos, y retírala con agua tibia. 

Advertisement

Exfoliante 7

Exfoliante

Imagen vía Thinkstock

Este paso no puede faltar en tu rutina de belleza cuando quieres renovar tu piel, ya que ayuda a deshacerte de las células muertas. Una receta muy sencilla –y que puedes usar en todo el cuerpo– es mezclar azúcar con aceite de coco y tasajear suavemente sobre tu piel con movimientos circulares. Retira con agua abundante, y aplica una crema hidratante. 

Aguacate 8

Aguacate

Imagen vía Thinkstock

El aguacate es conocido por sus propiedades hidratantes para el cabello, pero resulta que también es muy bueno para la piel. Para hacer esta mascarilla, necesitas un aguacate maduro y media taza de miel. Mezcla la pulpa del aguacate con la miel, aplícala sobre tu rostro, deja que la mezcla actúe durante 20 minutos y retírala con agua fría. La puedes aplicar dos veces por semana. 

Advertisement

Baño revitalizador 9

Baño revitalizador

Imagen vía Thinkstock

Si sientes tu cuerpo cansado y quieres llenarlo de vitalidad, en una bolsita de algodón coloca dos cucharadas de tomillo molido, dos cucharadas de romero molido y 10 hojas de menta fresca. Pon el saquito en tu bañera con agua tibia, y disfruta de un baño renovador.

Proteína 10

Proteína

Imagen vía Thinkstock

Esta es una receta muy efectiva para humectar cualquier parte de tu piel que tenga resequedad. Mezcla la yema de un huevo con 1/4 de taza de leche y una cucharada de aceite de oliva. Combina los ingredientes, y tendrás una crema de humectación profunda que puedes guardar en la nevera para que te dure más.