¿Tu cabellera parece más ligera y sin vida durante los meses fríos? Además de la resequedad asociada con las bajas temperaturas, el cabello culmina su proceso de regeneración justo cuando te alistas a llevar gorros de invierno. Te cuento a qué se debe la pérdida del pelo y cómo puedes evitarlo.

Lee más en ¿Qué Más?: 10 Remedios caseros para combatir la caída del cabello

Imagen vía Thinkstock

El pelo se renueva 1

El pelo se renueva

Imagen vía Thinkstock

Aunque no te des cuenta, el cabello crece y se desprende constantemente del cuero cabelludo. En promedio, perdemos alrededor de 100 pelos diarios, y eso es normal. Para comprobarlo, solo revisa tu cepillo. 

Advertisement

Cambio de estación 2

Cambio de estación

Imagen vía Thinkstock

Contrario a lo que puede parecer, el pelo no se renueva en invierno, sino en la primavera, como el resto de la naturaleza. Lo que sucede es que no notamos la disminución hasta que han pasado unos meses, es decir, cuando comienzan los meses fríos. 

Advertisement

Temperaturas altas 3

Temperaturas altas

Imagen vía Thinkstock

Esto va para las que aman poner la calefacción a toda potencia: el calor excesivo y los cambios bruscos de temperatura promueven la caída del cabello y dañan la cutícula capilar, haciendo que el pelo luzca opaco. 

No entres en pánico 4

No entres en pánico

Imagen vía Thinkstock

Es muy importante que entiendas que la caída del cabello es un proceso natural y saludable, por lo que evitarlo por completo no solo es imposible, sino que también es perjudicial. 

Advertisement

El pelo no tiene vida 5

El pelo no tiene vida

Imagen vía Thinkstock

El pelo, en sí mismo, no tiene vida. Si tuviera, imagínate el dolor que sentirías cada vez que lo cortaras. Por ende, es importante nutrir el cuero cabelludo. Masajearlo una o dos veces por semana, con unas gotas de aceite caliente mientras está limpio, evitará que se reseque y promoverá el crecimiento del cabello. 

Advertisement

Consiente tu pelo 6

Consiente tu pelo

Imagen vía Thinkstock

Los cambios drásticos de temperatura debilitan el folículo capilar, por lo que es importante que tomes precauciones: cepíllalo con mucho cuidado y evita los tirones; no te lo agarres con trenzas o coletas muy tirantes; y evita los tintes que sean muy agresivos. 

Advertisement

Protege tu cabello 7

Protege tu cabello

Imagen vía Thinkstock

En la medida de lo posible, procura no utilizar herramientas calientes, como encrespadores, planchas y secadores. Si tienes que usarlos, aplica productos humectantes que lo protejan contra el calor antes de exponerlo.

Gorros y sombreros 8

Gorros y sombreros

Imagen vía Thinkstock

Aunque es primordial usar gorros y sombreros para mantenerte calientita durante los meses de frío, la fricción de las telas y fibras promueve el debilitamiento y la caída del cabello. Lo ideal es que lo acondiciones con tratamientos humectantes, mascarillas y productos que eviten el frizz

Advertisement

Córtalo más seguido 9

Córtalo más seguido

Imagen vía Thinkstock

Es recomendable despuntar tu cabello con más regularidad durante el invierno. En promedio, debes hacerlo cada seis semanas, y usar una mascarilla de acondicionamiento profundo, una vez por semana. 

Visita al dermatólogo 10

Visita al dermatólogo

Imagen vía Thinkstock

Si comienzas a notar que el cabello se te cae más de lo normal, dejando espacios de calvicie, es hora de que consultes con un dermatólogo antes de que el problema se te salga de las manos.