Mi pobre pelo pasó por años de maltrato con calor antes de aceptar finalmente lo lindo que se ve con sus rizos naturales. Ahora lo cuido mucho y está más brillante y sano que nunca. Las planchas, secadores, rizadores y otras herramientas de calor son los grandes enemigos de nuestro cabello. Aquí te comparto algunos consejos para dejar que tu pelo se seque de forma natural y lo mantengas bello y saludable.

Lee más en ¿Qué más?: Cómo cuidar el cabello de la plancha y la secadora

Imagen vía Corbis 

 

Comienza por el corte 1

Comienza por el corte

Imagen vía Corbis

Según el estilista profesional George Northwood, tener el cabello largo permite jugar más con el concepto de dejar que se seque naturalmente, ya que puedes optar por un peinado "desarreglado" o en ondas, mientras que el cabello corto tiende a generar más frizz.

Advertisement

Cepíllalo en la ducha 2

Cepíllalo en la ducha

Imagen vía Corbis

Ten a mano un peine ancho, que puede ser de plástico o de manera como este de Widu ($17) y desenreda tu cabello mientras dejas actuar el acondicionador o tratamiento en la ducha. Después no le vuelvas a pasar la peine o cepillo.

Advertisement

Exprímelo 3

Exprímelo

Imagen vía Corbis

Si, como si fuera una naranja, o casi. Antes de salir de la ducha trata de retirar la mayor cantidad de agua posible escurriendo tu cabello con tus dedos. No lo muevas o retuerzas en exceso ya que puedes causar nudos y partirlo.

Sécalo con una toalla 4

Sécalo con una toalla

Imagen vía Corbis

Como no vas a usar tu secador, tu mejor amiga para secarte el cabello es la toalla. Usar una de microfibra como esta de Aquis ($18) evitará que se formen nudos y ayudará a prevenir el frizz y los cabellos quebradizos que se dan al frotar el pelo con la toalla.

Advertisement

Si tienes el cabello grueso 5

Si tienes el cabello grueso

Imagen vía Corbis

En el mercado existen muchos productos que te ayudarán a darle forma a tu cabello antes de dejarlo secar naturalmente. Don’t Blow It de Bumble and Bumble ($30) es una excelente opción. Aplícalo desde la mitad de tu pelo hasta las puntas. Luego recógelo con pinzas en pequeños rollitos. Una vez tu cabello esté seco, suelta las pinzas y tendrás unas lindas ondas.

Si quieres menos volumen 6

Si quieres menos volumen

Imagen vía Corbis

Si tienes bastante cabello y quieres bajarle un poco su volumen natural, opta por un producto un poco más pesado como la crema de peinar de Dr.Bronner’s ($8).

Advertisement

Si tu cabello es rizado 7

Si tu cabello es rizado

Imagen vía Corbis

Evita usar productos con silicona o parabeno que sólo le quitarán volumen y definición a tus rizos. El leave-In Curly Knot Today de Kinky-Curly ($12) es una excelente opción para lograr definición. Aplica el tamaño de una moneda de 25 centavos en cada mechón de no más de dos dedos de ancho, desde la raíz hasta las puntas.

En caso de humedad 8

En caso de humedad

Imagen vía Corbis

Si necesitas definición extra en tu cabello rizado, opta por un producto con mayor definición y agarre como el gel para rizos de Shea Moisture ($13).

Advertisement

Si quieres más volumen 9

Si quieres más volumen

Imagen vía Corbis

Si quieres que tu cabello adquiera más volumen y presencia, usa un producto más ligero como la crema para peinar de Sebastian ($20). Funciona de maravilla para cabellos con algo de onda o moderadamente rizados.

Si tienes el pelo fino 10

Si tienes el pelo fino

Imagen vía Corbis

Cuando hayas terminado de secar tu cabello con la toalla, aplica un leave-in como el Wonder Worder de Shu Uemura ($33) que tiene una fórmula ligera y aceite de moringa para ayudar a evitar el frizz. Lo menos que quieres es usar un producto que haga ver tu cabello aún más fino.

Advertisement

Si tienes cabello liso 11

Si tienes cabello liso

Imagen vía Corbis

Aplícate un poco de aceite humectante como el Moroccan Infusion Styling Oil ($7) para que tus puntas se vean saludables. Evita la tentación de pasarle el peine.

Déjalo secarse 12

Déjalo secarse

Imagen vía Corbis

Una vez hayas aplicado el producto de tu elección, evita la tentación de tocártelo. Deja que el aire haga su trabajo.