Seguro conoces sus propiedades por separado pero juntos, la miel y el limón son capaces de elevar tu rutina de belleza al próximo nivel. Y no se queda allí. Este poderoso dúo dinámico también protege tu salud y te ayuda a bajar de medidas como por arte de magia. ¿No me crees? Sigue leyendo y verás de lo que hablo.

Más en MamásLatinas: 6 Males de los pies y cómo eliminarlos fácilmente

Imagen vía Thinkstock

Para aplanar la barriga 1

Para aplanar la barriga

Imagen vía Corbis

El limón contiene antioxidantes poderosos, mientras que el azúcar de fácil digestión de la miel se convierte en energía. Al diluir una cucharadita de ambos en agua y tomándola en ayunas, conseguirás que tu metabolismo se acelere y disminuyas centímetros como por arte de magia.

Advertisement

Para heridas y picaduras de insectos 2

Para heridas y picaduras de insectos

Imagen vía Thinkstock

Tópicamente puedes aliviar las molestias de las picaduras de insectos, raspones o sarpullidos untando un poquito de miel con varias gotas de limón, sólo asegúrate que las heridas no estén abiertas.

Advertisement

Para aclarar las manchas 3

Para aclarar las manchas

Imagen vía Thinkstock

Una simple mascarilla de miel con limón puede ayudarte a eliminar las manchas del rostro o del cuerpo sin resecar la zona.

Para los puntos negros 4

Para los puntos negros

Imagen vía Thinkstock

Ambos combaten los microbios por naturaleza, deshaciéndose hasta del sucio más profundo. Para los puntos negros, sólo corta un limón a la mitad, cubre con miel de abeja pura y frota. ¡Los resultados se ven de inmediato!

Advertisement

Para eliminar la grasa del cabello 5

Para eliminar la grasa del cabello

Imagen vía Thinkstock

Mezcla dos cucharadas de miel con un limón en medio vaso de agua y aplícalo directamente en el cuero cabelludo y enjuaga como de costumbre. Además de absorber el sebo, te ayudará a prevenir la caspa gracias a sus propiedades anti microbios.

Advertisement

Para la textura del cabello 6

Para la textura del cabello

Imagen vía iStock

Si tienes el cabello rizado, una mascarilla de miel de abeja con limón te ayudará a definir los rizos. Si lo tienes liso, prevendrá la estática y lo dejará más manejable.

Advertisement

Para depilar 7

Para depilar

Imagen vía Corbis

Tan sólo necesitas miel y limón para conseguir una piel suave y perfectamente depilada. ¡Te sorprenderá lo fácil que es!

Para combatir los resfriados 8

Para combatir los resfriados

Imagen vía Thinkstock

La miel y limón, así puros, combaten el resfriado y ayuda a desprender las mucosidades de los pulmones. ¡Es seguro para ti y para tus niños!

Advertisement

Para los pies resecos 9

Para los pies resecos

Imagen vía Thinkstock

Suaviza las resequedades en los talones aplicando una mezcla de limón y miel directamente en la zona afectada. ¡Santo remedio!

Para el mal olor de las axilas 10

Para el mal olor de las axilas

Imagen vía Corbis

Aunque la mezcla sea un poco pegajosa, el limón y la miel te ayudan a matar las bacterias que causan el mal olor en las axilas, además de blanquearlas y suavizarlas.

Advertisement

Para exfoliar tus labios 11

Para exfoliar tus labios

Imagen vía Thinkstock

Si tus labios no están resecos al punto de tener heridas, puedes exfoliarlo con una mezcla de limón y miel y frota en movimientos circulares. ¡El cambio se notará en segundos!

Para los granitos de la espalda 12

Para los granitos de la espalda

Imagen vía Corbis

Aplica una mascarilla de limón y miel por 20 minutos en la espalda, pecho o glúteos y te aseguro que las espinillas desaparecerán por completo.