iStock

Con el año nuevo a la vuelta de la esquina, no queda de otra más que prepararnos. Y no hablo sólo de limpiar tu casa o escoger el vestido para la fiesta del 31. Se trata de esos pequeños rituales de belleza que nos hacen lucir regias y nos llenan de buenas energías para recibir el 2018. ¡Te sentirás como nueva!

Más en MamásLatinas: Las 10 mejores canciones en español del 2014

Tranquila, que no tienes que gastar una fortuna en cuarzos o una tarde en un spa. Basta con sencillos ingredientes o "costumbres" que ayudan a renovar tu imagen y a elevar tu autoestima en segundos. ¡Porque de nada sirve un trapo de diseñador si no te sientes bien contigo misma!

Dedícate un tiempito para ti antes de recibir el nuevo año. Busca tu espacio, los productos que necesitas y añade un poquito de musiquita para ambientar. Recuerda que la belleza interior se refleja en la del exterior y lo importante es que tú estés feliz con eso. ¡Échale un ojo!

Exfóliate con sal para una piel de porcelana. 1

Exfóliate con sal para una piel de porcelana.

Corbis

Exfoliarte con sal gruesa hará que balancees tus niveles de energía. Ideal si estás bajo mucho estrés o angustias… ¡Y además te dará una piel de porcelana!

Advertisement

Prepárate para la ropa interior. 2

Bien sea que desees suerte o un amor apasionado, asegúrate de depilar bien el área del bikini para comenzar el año ¡fresquita!

Advertisement

Hidrata tus manos sobre todo si vives en zonas frías. 3

Hidrata tus manos sobre todo si vives en zonas frías.

Thinkstock

Aunque no vayas a usar esmalte, es importante que las hidrates a más no poder, sobre todo si vives en ciudades frías. Un tratamiento de aceite de oliva tibio hará maravillas. Prueba también: Bliss Spa Glamour Gloves.

No olvides de cuidar tus pies porque la noche puede ser larga. 4

No olvides de cuidar tus pies porque la noche puede ser larga.

Thinkstock

Aunque sea invierno y escondas tus pies en un par de botas, no te olvides de ellos. Recuerda que en el invierno tienden a resecarse. Mientras te preparas, usa unas medias como Bliss Spa Softening Socks que hacen milagros y suaviza los talones ¡en minutos!

Advertisement

Cuida tus axilas y no te olvides de ponerte crema. 5

Cuida tus axilas y no te olvides de ponerte crema.

Corbis

Además de depilarlas o afeitarlas, que no se te olvide nutrir esa delicada zona del cuerpo. Mientras más humedad (¡Ojo! No hablo de sudor) haya en las axilas, menos propensas estarán a mancharse. Una sencilla mezcla de limón con miel prevendrá los malos olores y las dejará suavecita como rabito de bebé.

Desmancha tus rodillas con algún tratamiento casero. 6

Desmancha tus rodillas con algún tratamiento casero.

Corbis

Bueno, tus rodillas, codos, pantorrillas, cuello… ¡Todo! Piérdele el miedo a los tratamientos blanqueadores caseros (como el limón o el perejil) pues pueden devolverte la autoestima, literalmente, en semanas. ¡Ese vestido nuevo te lo agradecerá!

Advertisement

Blanquea tus dientes y saldrás aún más bella en tus fotos. 7

Blanquea tus dientes y saldrás aún más bella en tus fotos.

Corbis

Con tantas innovaciones en el mercado, no hay excusa para lucir unos dientes amarillos. ¡Esfuérzate! Recuerda que una sonrisa lo conquista todo. Prueba: Supersmile Ultimate Whitening System.

Humecta tu cabello con una combinación casera. 8

Humecta tu cabello con una combinación casera.

iStock

Aunque vayas a la peluquería, es recomendable que humectes tu cabello desde casa. Una mezcla de tomate, aceite de oliva y miel le devolverá el brillo perdido y lo preparará para los peinados despampanantes de las fiestas.

Advertisement

Nutre tu rostro con alquna mascarilla. 9

Nutre tu rostro con alquna mascarilla.

Corbis

¿Quieres lucir perfecta en fotos? Humecta tu cutis con cualquier mascarilla que tengas a la mano y colócate pedacitos de uvas en las arrugas. Aunque su efecto no es permanente, los antioxidantes de las uvas “rellenan” las líneas de expresión y te dará un efecto más lozano. ¡Inténtalo!

Encuentra tu maquillaje ideal. 10

Encuentra tu maquillaje ideal.

Beautypress

Juega con diferentes cosméticos y maquíllate como más te sientas cómoda, bien sea un labial fuerte, unas pestañas kilométricas o unos smoky eyes. Lo importante es que brilles por ti misma y no por los kilos de escarcha que te hayas echado.